Chequea el outfit de Juliana O’Neal en la Cámara de Diputados y a lo que se opuso

La diputada por el municipio de Santo Domingo Este, Juliana O’Neal, se opone a la privatización del Instituto Nacional del Cáncer Rosa Emilia Sánchez Pérez de Tavarez (INCART).

La merenguera y legisladora por la Fuerza del Pueblo (FP) en la Cámara de Diputados indicó que dicho centro de salud es el único hospital público del país donde cualquier ciudadano puede ser atendido «sin ningún prejuicio».

Indica Noticias SIN que la congresista se refirió al tema en la sesión número 12 de la Segunda Legislatura Ordinaria 2020.

Circuló la información de que el Servicio Nacional de Salud (SNS) tiene la intención de privatizar este centro.

Ante tales rumores el director del Incart, Nelson Báez, precisó que no puede emitir una opinión pública al respecto, pues hasta el momento no ha recibido ninguna notificación. Sin embargo, señaló que espera que esto no sea una realidad.

Juliana O’Neal y su batalla contra el Cáncer.

Juliana Oneal es una destacada merenguera de la República Dominicana, que en los últimos años ha estado batallando frente al cáncer, hasta finalmente ganarle la pelea en tres ocasiones.

Oneal habría ganado el sexto escaño disponible en la circunscripción uno, en el municipio Santo Domingo Este. La diputada electa tiene 32 años.

En el año 2018 la merenguera, conocida también como “La reina del mambo”, se graduó con méritos de Magna Cum Laude de la Licenciatura en Mercadeo en la Universidad del Caribe (Unicaribe).

La merenguera anunció en enero de este año había podido vencer por tercera vez el cáncer de mama que padecía.

“Llena de agradecimiento, quiero anunciarles que por tercera vez puedo decir: BYE BYE CANCER! Gracias a Dios por darme las fuerzas y devolverme la salud. Gracias a mi madre por no soltarme, a mis familiares, a mis médicos y todo el que estuvo ahí durante este proceso! En especial, gracias a ustedes, a todos los que me escribían dándome ánimos, a los que oraron por mí, incluso sin conocerme, los que colaboraron con mi causa y a todos los que de una forma u otra se sintieron identificados con mi proceso.