Los Lakers se avanzan 3-1 ante los Nuggets, que necesitan un nuevo milagro

Con LeBron James y Anthony Davis como baluartes, Los Angeles Lakers derrotaron este jueves por 114 a 108 a los Denver Nuggets y se avanzaron 3-1 en la final de la conferencia Oeste, a un solo triunfo de la clasificación.

El base Jamal Murray, figura de Denver, dio una nueva exhibición con 32 puntos y 8 asistencias y una colección de canastas imposibles pero los Nuggets están ahora obligados a ganar otra vez tres partidos seguidos para clasificar a la gran final.

En las dos rondas anteriores, ante los Utah Jazz y Los Angeles Clippers, los Nuggets consiguieron remontar desventajas de 3-1, una hazaña que ningún otro equipo había logrado en unos mismos playoffs.

Los Lakers, por su parte, solventaron sus primeras rondas por 4-1 ante Portland Trail Blazers y Houston Rockets.

“La presión es para los lakers para acabar el trabajo”, intentó animar el base de los Nuggets Monte Morris. “Tenemos el espíritu alto, no jugamos nuestro mejor básquetbol y aún así tuvimos ocasión de ganar”.

Este jueves, Denver se mantuvo siempre cerca en el marcador de los Lakers, pero la pareja estelar angelina no dejó escapar esta vez el triunfo.

Anthony Davis, quien se mantuvo en pista pese a torcerse un tobillo a seis minutos para el final, terminó con 34 puntos y LeBron James con 26 puntos, 9 rebotes y 8 asistencias, con la ayuda esta vez del veterano pívot Dwight Howard (12 puntos y 11 rebotes), clave para que los Lakers recuperaran su dominio bajo los tableros.

Ansioso por llegar a las primeras finales de la NBA de su carrera, Anthony Davis dominó el inicio del partido con 14 puntos en el primer cuarto con un inmaculado 6/6 en tiros de campo. A su lado, Howard anotó 8 puntos y capturó 8 rebotes en el primer parcial.

Defendido por Howard y Davis, a la estrella de los Nuggets, Nikola Jokic, le costó mucho manejar el juego de su equipo. El pívot serbio tuvo una discreta actuación con 16 puntos y 7 rebotes, y se metió pronto en problemas de faltas personales.

– Davis se tuerce tobillo –
Los Lakers se fueron en ventaja al descanso 60-55 y dieron un pequeño empujón en el tercer cuarto pero Murray, con varios tiros y rectificados espectaculares, sostuvo a su equipo y el novato Michael Porter Jr. anotó dos triples finales para dejar a los Nuggets a solo tres puntos (87-84) al inicio del último cuarto.

Los Lakers se llevaron un enorme susto cuando, a falta de seis minutos y 44 segundos para el final, Anthony Davis se torció el tobillo izquierdo en una mala caída tras un lanzamiento.

El pívot se mantuvo en pista hasta el final pero el técnico Frank Vogel reconoció que les preocupa que la torcedura pueda afectarle para los próximos partidos.

“Tendremos que ver cómo responde durante la noche y al tratamiento pero sí, siempre hay preocupación con una lesión como esa”, dijo Vogel.

“Veremos mañana cómo está (el tobillo) pero espero estar bien para jugar”, dijo Davis. “No fue tan malo, estaré bien”.

En la recta final, LeBron James pidió a su técnico encargarse de la defensa sobre Murray.

“Era el momento final y este chico es especial”, dijo James sobre el escolta. “Solo quería usar mi tamaño, mi capacidad física y también la inteligencia. He estado en esto mucho tiempo y lo peor que se puede hacer es poner a un gran anotador en la línea de tiros libres”.

Murray y el técnico de los Nuggets, Mike Malone, reclamaron varias faltas no pitadas en los últimos instantes. Al término del juego, Malone se quejó de la diferencia en tiros libres lanzados por su equipo (23) y los Lakers (35).

“Voy a tener que pasar por los canales adecuados como ellos hicieron para conseguir más tiros libres”, dijo Malone.

Pese a la ventaja de 3-1, el técnico de los Lakers recalcó que la eliminatoria no se puede dar por terminada ante un rival tan peligroso como los Nuggets.

“Siento gran respeto por este equipo y sé que tenemos mucho trabajo que hacer para terminar esta serie”, afirmó Vogel.

El quinto partido de la serie se disputará el sábado en la cancha del complejo deportivo de Disney World (Orlando). La otra final de conferencia, del Este, regresará el viernes con el quinto partido entre los Boston Celtics y los Miami Heat, que también dominan la serie por 3-1.