El nuevo “fallo” que permite espiar los mensajes en WhatsApp

WhatsApp, como todas las aplicaciones de mensajería actuales, utiliza sistemas de cifrado para evitar que cualquier persona pueda espiar tus chats de WhatsApp. Sin embargo, la propia WhatsApp utiliza una puerta trasera para permitir a las autoridades espiar tu historial de mensajes, y un usuario ha descubierto cómo funciona.

Actualmente, todos los mensajes que enviamos por WhatsApp están cifrados de extremo a extremo. La app utiliza el protocolo de cifrado de extremo a extremo de Signal, donde sólo el emisor y el receptor pueden ver el mensaje y su contenido. Sin embargo, ha habido varias vulnerabilidades a nivel local en la app que han permitido acceder a los mensajes y contenido multimedia dentro del propio móvil, y también hay otra forma de acceder: las copias de seguridad.

Las copias de seguridad en la nube no cifran los mensajes

WhatsApp guarda las copias de seguridad en móviles almacenándolas en la nube. En iOS las copias se guardan en iCloud, mientras que en Android se guardan en Google Drive. Estas copias de seguridad no están protegidas por el cifrado de extremo a extremo, y tampoco utilizan un cifrado conveniente.

Según la red social Reddit, esto permite a las autoridades poder acceder a tu historial de mensajes. Si un juez ordena a Google a ofrecer los archivos de la copia de seguridad, todos tu historial de chat quedará en manos de las autoridades porque los mensajes están en texto plano. WhatsApp lleva un tiempo trabajando en una función que permitirá poner una contraseña a este historial de chats, pero de momento éstos siguen sin protección.

Con información de Adslzone