Video: Músicos sobreviven con precariedad a la pandemia desde la Ciudad Colonial

Santo Domingo. Desde el parque Colón, el Grupo Miel de Abeja, alegra a los criollos y extranjeros a ritmo de merengue típico, llenos de tristeza expresan que desde marzo todo ha cambiado producto de la expansión del Covid-19, frenando casi por completo todas sus actividades.

“Uno pica su comida y se mantiene con eso, ha habido un cambio, pero no es igual ni ganamos igual” Cuenta Tomás Arias (Tamborero) quien dijo que tras las medidas de distanciamiento y el roque de queda todo ha bajado.

A pesar de las dificultades según cuenta el acordeonista Ramírez Encarnación , puede llevar a su casa de 300 hasta 1,500 pesos por día, todo dependerá del flujo que se desplace hasta la ciudad Colonial que es donde trabajan. “Uno toca con alegría y si el turista se pone a bailar y deja sus dólares también”

Mientras que Felicio Báez Arias hizo un llamado al Ministerio de Turismo o Cultura para que den un respaldo, manifestando que están promoviendo la música autóctona de la República Dominicana. “Estamos en espera de que alguien se nos acerque y nos brinde una manito “