Cara a cara de la 116ª Serie Mundial de béisbol

A continuación el cara a cara de la 116ª Serie Mundial de béisbol, que inicia el martes entre los Rays de Tampa Bay y los Dodgers de Los Angeles.

Receptores: Mike Zunino (Rays) vs Willi Smith (Dodgers).

Los dos receptores trabajan con mucha frecuencia y han sabido encaminar muy bien el pitcheo de sus equipos y aunque no son de los estrellas en la posición saben hacer su trabajo, además de ser oportunos en su ofensiva.

Ventaja: Pareja.

 

1B: Ji-Man Choi/Yandy Díaz (Rays) vs Max Muncy (Dodgers).

El surcoreano es un jugador muy seguro y el cubano es nuevo en estos trajines, mientras que Muncy es de mucho poder y se ha convertido en jugador muy peligroso y oportuno.

Ventaja: Dodgers.

 

2b: Chris Taylor y Kike Hernández (Dodgers) vs Brandon Lowe (Rays).

Tanto Taylor como el boricua Hernández son muy experimentados en este nivel de competencia pues estaban en la plantilla de los Dodgers en las Series Mundiales del 2017 y 2018. Son muy efectivos en la posición, sobre todo el boricua.

Ventaja: Dodgers.

 

3B: Joey Wendle (Rays) vs Justin Turner (Dodgers).

Es el mismo caso de la segunda base, los Dodgers cuentan con uno de los mejores bateadores en las Grandes Ligas, además de mucha experiencia en el juego en general y sobre todo a este nivel.

Ventaja: Dodgers.

 

SS: Willy Adames (Rays) vs Corey Seaguer (Dodgers).

El torpedero dominicano de los Rays es un jugador muy defensivo, que ha hecho muchas espectaculares jugadas, pero el campocorto de los Dodgers es mucho más bateador y también con más experiencia en esta etapa ya que estuvo en el conjunto que llegó dos veces a la Serie Mundial (2017 y 2018).

Ventaja: Dodgers.

 

LF: Randy Arozarena (Rays) y A.J. Pollock (Dodgers).

Pollock es un jugador más maduro y experimentado, pero el cubano (MVP de la Serie de Campeonato) y con récord para novato en estos playoffs, en fin, está muy inspirado, por lo que parece que Tampa tendrá una pequeña ventaja si el cubano sigue jugado como lo está haciendo.

Ventaja: Ligeramente para los Rays.

 

CF: Kevin Kiemaier (Rays) vs Cody Bellinger (Dodgers).

Keimaier es posiblemente el mejor jugador defensivo en las Grandes Ligas en estos momentos en la posición, pero Bellinger no es segundo de nadie y además uno de los mejores bateadores en esa posición. Decidió el pase de los Dodgers a esta etapa y además con la experiencia de Serie Mundial del 2017 y 2018.

Ventaja: Dodgers.

 

RF: Manuel Margot (Rays) vs Mookie Betts (Dodgers).

El dominicano es un buen jugador, pero Betts es uno de los jardineros ‘Top’ de estos momentos tanto defensiva como ofensivamente. Su contrato reciente con los Dodgers por 365 millones de dólares y 12 años lo dice todo.

Ventaja: Dodgers.

 

Bateador designado: Jac Pederson (Dodgers) vs Austin Meadows (Rays).

En cuanto al bateador designado, que ahora es en las dos Ligas, en poder y experiencia la balanza se va al cuadro angelino.

Ventaja: Dodgers.

 

Pitcheo abridor: Rays tiene buenos abridores y los Dodgers también. El pitcheo en este tipo de serie corta es importante ya que como dice el refrán “cuando hay pitcher, no hay bateador”.

Ventaja: Parejo.

 

Bullpen: Los dos equipos tienen muy buen bullpen, quizás hay una pequeña ventaja para el conjunto floridano.

Ventaja: Ligeramente Rays.

 

Pronóstico: Puede ser una serie reñida por como está jugando el equipo de Tampa y por el poder ofensivo de la escuadra angelina. En estas series cortas debe predominar el pitcheo y ambos equipos lo tienen de buena calidad. Lo importante, por ser serie corta, es arrancar en punta. Los Rays están muy inspirados a pesar de ser franquicia de bajo presupuesto. En tanto, ¿será la hora de los Dodgers?. Para la franquicia angelina volver a quedar en la orilla como en el 2017 y 2018 sería una estocada fatal para la dirección (podría haber renovación de mánager y desprendimiento de algunas figuraras). El choque en la Serie Mundial será de un equipo inspirado como los Rays y uno más experimentado en este nivel como los Dodgers. De todas forma, es béisbol de octubre, un béisbol que guarda muchas sorpresas. Será pareja y es posible que llegue a siete juegos.