Amas de casa con el grito al cielo por alto costo de la canasta básica

La Asociación de Comités de Amas de casa Consumidoras y Usuarias de Servicios, ante la escalada alcista que se ha generado en los precios de productos de la canasta básica desde el inicio de la pandemia COVID-19 a la fecha, incrementos que oscilan entre un 30 y un 35%.

Entre los productos de amplio consumo cuyo costo se ha incrementado están las carnes de (pollo), arroz, habichuela, grasas comestibles, cebolla, ajo, bacalao, plátano, yautía, ñame, embutidos, los detergentes, entre otros y sin que hasta la fecha se haya determinado las causas que han originado esos aumentos.

Acacdisna, considera atinado el anuncio hecho por el Presidente de la República, Luis Abinader Corona, de que las autoridades están trabajando en la elaboración de un plan para estabilizar los precios de la canasta básica familiar.

“Ante la preocupación externada por el presidente sobre las medidas que el gobierno adoptaría para enfrentar la escalada alcista en los precios de la canasta básica alimentaria, proponemos que estas sean consensuadas y dialogadas con los sectores que representan a las amas de casas, consumidores, comercio organizado, productores agropecuarios y los empresarios” Indica Ana Vertilia Cabrera, presidenta de dicha entidad en un comunicado de prensa.

Acacdisna, considera que ante la falta de un organismo competente para el monitoreo de los precios de los productos básicos en el mercado se cree una comisión para el seguimiento y el cumplimiento de los mismos.

Además de vigilar la calidad y los estándares establecido en la Ley de etiquetado, así mismo proponemos que Inespre asuma su rol para el que fue creado, que es que los productos lleguen del campo a la ciudad en buen estado a precio asequible y a buen precio.

“Hacemos un llamado al Presidente de la República a no dejarse sorprender ante la solicitud de sectores del comercio que han venido planteando de entregar de permisos de importación para traer productos que en estos momentos han aumentado de precios y escaseado, estas cartas de importaciones en muchas ocasiones han servido como fuente de corrupción y enriquecimiento de particulares y no han cumplido con su función fundamental, que es disminuir el costo y abastecer el mercado”.