Lista: los peores embutidos del mercado

Dentro del abanico de embutidos y procesados que encontramos en el mercado existen diferentes tipologías en función de varios factores. “Para determinar la calidad de un embutido tenemos que fijarnos sobre todo en tres cosas: la cantidad de grasas, los aditivos y la calidad de sus ingredientes”, explica la coach nutricional Susana León, quien alerta de que “nos están colando como saludables algunas carnes procesadas que no lo son en absoluto. Estos son algunos de los más perjudiciales.

6Sobrasada

“Lo primero que debemos tener en cuenta a la hora de valorar un embutido es su elaboración, de manera que conviene diferenciar entre los industriales y aquellos de fabricación artesanal, sin aditivos y con carnes de animales que han sido bien alimentados”, explica la coach experta en hábitos saludables, Natàlia Calvet. En cualquier caso, la sobrasada sigue siendo de los menos recomendables, pese a que su elaboración sea artesana, por la gran cantidad de grasas saturadas que contiene. Este embutido elaborado a base de carne, grasa, pimentón y especias y curado en tripa “contiene hasta un 70% de grasas en forma de tocino, una cifra muy superior a la de otros embutidos, de las cuales un 24% son grasas saturadas”, explica León. Por este motivo, la experta insta a consumirla “muy pero que muy esporádicamente y en cantidades moderadísimas”. Por poner un ejemplo, el chorizo contiene aproximadamente la mitad de grasa que la sobrasada.