El BID recomienda eliminar exenciones del ITBIS

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID), ha recomendado al gobierno dominicano reducir los gastos fiscales mediante el rediseño de varios impuestos.

La sugerencia está contenida en su más reciente estudio, en el que analiza los desafíos y oportunidades del país en la actual situación de crisis.

Resalta que en el caso de los incentivos fiscales para zonas francas y el turismo, han tenido pocos resultados y altos costos en términos de ingresos fiscales.

Entre las recomendaciones para mejorar la gestión administrativa tributaria, el estudio “BID econo­mics República Dominica­na: Oportunidades para un desarrollo sostenible, inclusivo y resiliente”, indica que se debe reformar el Impuesto sobre Transferencias de Bienes Industrializados y Servicios (ITBIS) eliminando parte de las exenciones actuales, simplificando la multiplicidad de tasas, e incorporando los bienes inmuebles y los servicios digitales a la base imponible.

Además de rediseñar el Impuesto sobre la Renta (ISR) reduciendo los rangos exentos de personas naturales y de los asalariados y eliminando o limitando las deducciones por gastos de educación (con un límite de 10% de los ingresos gravados).

También ampliar la base imponible del impuesto sobre los activos a terrenos e inmuebles rurales o reemplazarlo por un impuesto mínimo a la renta.

Destacan en la nota publicada en el periódico El Día que se debe de racionalizar los incentivos tributarios reduciéndolos gradualmente para las empresas e inversionistas en las zonas francas, así como adoptar cláusulas de caducidad para los mismos. Rediseñar para el mediano plazo nuevos esquemas de incentivos sobre la base de análisis rigurosos de costo-beneficio y dentro de un marco fiscal de mediano plazo.

El estudio que señala que en República Dominicana los ingresos tributarios son bajos en comparación a ALC. Han rondado el 13% del PIB en los últimos 5 años, mientras en la región promedian cerca de un 17% del PIB.

En ese sentido, recomienda ampliar la base impositiva de todos los impuestos mediante incentivos a la formalización laboral, en particular en los sectores de la agricultura, la construcción y las ventas minoristas.