Los siete errores más groseros que no debe cometer al escribir

En la era digital estamos escribiendo constantemente. Redes sociales, correos electrónicos, mensajes de texto nos han convertido en una sociedad grafómana pero hay algunas normas básicas que nunca se deben olvidar. Repasamos algunas de las cuestiones más graves.

-El uso de la coma nunca separa el sujeto y debe marcar el vocativo.

La coma entre sujeto y verbo es uno de los errores gramaticales más comunes. “Juan, salió de casa” es incorrecto. La coma, en cambio, es necesaria para marcar el vocativo, es decir, la persona a la que nos dirigimos: “Vente conmigo, Juan” o “Juan, vente conmigo”, son dos ejemplos de la utilización correcta de esta coma.

-El horrible “contra más”

-De entre todas las expresiones incorrectas, hay una que se lleva la palma. Nunca se escribe “contra más”. Lo correcto es “cuanto más”

-El igual de horrible “de que”.

-Hay una expresión recurrente que hiere los oídos: “Pienso de que…” para expresar una reflexión. Y entonces, el interlocutor deja de escuchar. Porque es incorrecta. “Pienso que” es la manera adecuada. De la misma manera, no se emplea “me llamó la atención de que no estuviera”. En cambio, es correcto el “de que” cuando se refiere a algo que percibimos o recordamos. “Me acordé de que no te di mi número”.

-El infinitivo en vez del imperativo en la segunda persona.

-Es uno de los errores más extendidos: cuando se da una orden a una segunda persona del plural deben usarse las formas propias del imperativo, no del infinitivo. Lo correcto es decir “¡Ven corriendo!” y nunca “¡Venir corriendo!”.

-El hecho y el echo.

-Aunque la diferencia puede ser pequeña, de apenas una letra, es crucial distinguir cuando estamos echando algo a alguna parte o cuando algo está hecho, terminado. “Lo primero que he hecho es echar las cebollas y después los ajos”.

El verbo haber.

Cuando se emplea en casos sin sujeto, el verbo haber no cambia de plural a singular. Por ejemplo, no se dice “habían muchos peces en el mar”, aunque se refiera a múltiples peces, que en ese caso no es el sujeto. Lo correcto es: “Había muchos peces en el mar”. De la misma manera, no se dice “han habido problemas” sino “ha habido problemas”. De igual forma, cuando se hace una oración impersonal es incorrecto decir “habían personas heridas”. Lo correcto es “había personas heridas”.

-Aunque parezca contradictorio, “A parte” se escribe junto.

-El término aparte, en una sola palabra, funciona como adjetivo con el significado de distinto o singular («La genialidad de Picasso es un caso aparte en la historia del arte»), como adverbio con el significado de en otro lugar o al margen («Colocaron las armas aparte») o como sustantivo equivalente a conversación entre dos o más personas al margen de otras presentes («Los ministros hicieron un aparte para tratar el asunto»).

Con informacion de La Razón