El escolta James Harden, máximo anotador de las tres últimas temporadas de la NBA, acudió este martes al campo de entrenamiento de los Houston Rockets después de dos días de ausencia y entre reportes de que sigue decidido a abandonar la franquicia.

Harden, de 31 años, se sometió a una prueba de covid-19 como parte de los protocolos de prevención necesarios para incorporarse a la pretemporada de los Rockets, que arrancó el domingo.



«Eso es más o menos todo lo que sé (…) Que se hiciera la prueba en Houston es bueno para todos», dijo a la prensa Stephen Silas, nuevo entrenador de los Rockets.

El propio Silas, quien debutará como entrenador jefe tras dos décadas como asistente en varios equipos, reconoció el lunes que desconocía cuándo iba a poder contar con su estrella.



«La confianza se construye día a día y una vez que la relación comience, comenzaremos ese proceso de confianza», dijo el martes Silas. «Obviamente, no hubo un gran comienzo, pero esto es la NBA. La NBA no van a ser rosas todos los días».

Entérate más:  Machado y Pasquantino elegidos Jugadores de la Semana en las Grandes Ligas

Según reportes de medios estadounidenses, Harden solicitó semanas atrás ser traspasado a los Brooklyn Nets, donde formaría un temible trío junto a Kevin Durant, su excompañero en Oklahoma City Thunder, y Kyrie Irving.

La propuesta de los Nets, sin embargo, no alcanza las expectativas de los Rockets para vender a Harden, quien la temporada pasada sumó 34,3 puntos, 6,6 rebotes y 7,5 asistencias de media por partido.

Ante esta situación, el MVP (Jugador Más Valioso) de la temporada 2017-2018 se habría mostrado dispuesto a ser traspasado a los Philadelphia 76ers o a otros posibles candidatos al anillo, reportó este martes ESPN.

Según el reputado periodista de ESPN Adrian Wojnarowski, no han habido «conversaciones de fondo» sobre Harden entre los Rockets y los 76ers ya que el nuevo mánager general de Philadelphia, Daryl Morey, quien ocupó el mismo cargo en Houston los últimos 13 años, se resiste a romper su dúo de figuras Joel Embiid y Ben Simmons.

Durante su ausencia de los entrenamientos, Harden subió imágenes a su cuenta de Instagram en las que aparecía celebrando el cumpleaños del cantante de rap Lil Baby en Atlanta, mientras que también circularon vídeos en redes sociales del escolta en clubes nocturnos.

Entérate más:  Pujols avanza en su meta de 700 jonrones

Los Rockets se encuentran en un proceso de transformación de su dirección deportiva y plantilla tras su eliminación a manos de Los Angeles Lakers en la segunda ronda de los pasados playoffs.

Además de Morey, también han abandonado la franquicia el técnico Mike D’Antoni y la otra estrella, el base Russell Westbrook, intercambiado la semana pasada a los Washington Wizards a cambio de John Wall después de que también solicitara a los Rockets ser traspasado.