Lexus Enciende la Nueva Luz de los Autos Eléctricos

El líder absoluto en electrificación entre las marcas Premium, presenta nuevas tecnologías patentadas para el control del torque eléctrico, denominadas “DIRECT4”. Lexus no sólo se ha enfocado en mantener el placer al volante por medio de la electrificación, sino de llevarlo a nuevas dimensiones.

La cuna de Lexus, TMC, es el grupo automotriz con la mayor experiencia en electrificación, siendo el primer fabricante del mundo en presentar al mercado un auto electrificado, cuando develó el Toyota Prius en 1997. Pero en esa trayectoria, Lexus se consolidó como el líder indiscutible en electrificación entre las marcas Premium desde el lanzamiento de la RX400h en 2005.

Si se trata del fabricante más importante del mundo, es porque en esencia es una institución de investigación y desarrollo que no para. En este sentido, Lexus ha preferido no apresurarse y esperar hasta este momento, para revelar su estrategia global de electrificación total.

Bajo el programa “Lexus Electrified”, la marca Premium presentó el pasado año, el concepto LF30 como una muestra de las tecnologías inéditas que Lexus ha venido desarrollando.

Esto apunta a un salto cuántico en el rendimiento, el manejo y el control, pero en especial, en el placer que el conductor debe recibir al tomar el volante de un Lexus 100% eléctrico.

El resultado es una nueva filosofía basada en tecnologías de control de transmisión eléctrica denominada “DIRECT4”.
¿El Santo Grial de la conducción eléctrica? Este nuevo conjunto tecnológico patentado está diseñado para distribuir la fuerza motriz óptima a las ruedas delanteras y traseras, capaz de reconocer, tanto la situación de conducción como las intenciones del conductor.

La esencia de la tecnología DIRECT4 está en el concepto de transmisión del torque directo a las ruedas, basado en la posición de motores eléctricos en cada eje. La potencia controlada con precisión y un frenado canalizado a través de los motores eléctricos delanteros y traseros, dicta el emocionante rendimiento en las curvas y la aceleración, con una excepcional capacidad de respuesta intuitiva y anticipatoria, para ofrecer una sensación de extrema confianza.

Estas tecnologías patentadas es lo que llaman “Lexus Driving Signature”.

El ingeniero jefe Takashi Watanabe explica cómo la experiencia resultante respalda el desarrollo de Lexus Driving Signature: “Estas tecnologías están ajustadas para trabajar juntas a la perfección de una manera que solo Lexus puede ofrecer, brindando una sensación de conducción natural, una óptima conexión con el auto y la verdadera comodidad que proviene de la confianza, en un vehículo cuidadosamente diseñado con las características adecuadas: equilibrio de emoción y previsibilidad”.

El mundo de los eléctricos cambia el concepto la movilidad en todos los sentidos, pero todos los sentidos no deben ser cambiados. El impacto del cambio ha olvidado mejorar algunos conceptos sensibles respecto a la satisfacción de manejo. Los autos eléctricos se han enfocado en la nueva tecnología motriz para llevarte de un sitio a otro, perdiendo la esencia de una buena conducción. Lexus no sólo se ha enfocado en mantener la sustancia del placer al volante por medio de la electrificación, sino de llevarlo a otro nivel.

Otra nueva dimensión es el diseño. La eficiencia determina la función y la función determina la forma. Koichi Suga, gerente general de Lexus Design, comenta que “las nuevas expresiones de diseño y la originalidad más arraigada en las proporciones están directamente relacionadas con la tecnología que Lexus persigue con la electrificación”.