Manuel Jiménez y la “ciudad que avanza”

Cuando vas entrando hacia el territorio del Santo Domingo Este, en cada uno de los letreros y señales que dan la “bienvenida” se refleja el eslogan de “ciudad que avanza” y es que el denominado municipio cabecera de la provincia Santo Domingo, ha crecido tanto demográfica como socioeconómicamente que se ha convertido en la demarcación con más personas luego de la capital dominicana.

Sin embargo ese avance que ha traído consigo plazas comerciales, estaciones del metro, proyectos habitacionales, se ha visto eclipsado por los constantes montones de basura que se encuentran dentro de la mayoría de los sectores más populosos del sector.

En los últimos meses, los residentes de la zona han sostenido “el grito en el cielo” debido a la gran cantidad de desechos que se acumulan debido a que el camión pasa con muy poca frecuencia.

“Ustedes están grabando eso, ahí sí reporten eso que cuando viene a ver a ustedes si los escuchan, a ver si ese hombre (refiriéndose al alcalde de Santo Domingo Este, Manuel Jiménez) hace algo por la patria”, exclamaba Juan Martínez del sector Eduardo Brito cuando vio al equipo de reporteros del LISTÍN DIARIO llegar al lugar.

Martínez, que se encontraba conversando con un grupo de amigos, explicó que el camión pasa con poca frecuencia y espera que en algún momento el alcalde recuerde que ese “lugar olvidado” también necesita de las labores del ayuntamiento.

Cerca de allí, específicamente en la calle Terminal Esso en la barriada de Los Mameyes, existe un espacio que se ha convertido en el basurero de la comunidad y aunque el mismo fue denunciado mediante una publicación de este diario a mediados de octubre, sigue siendo un motivo de desdén por los residentes en esa zona.

“Es que si lo dejamos en la casa se nos amontona y después es difícil”, dice una señora que se acercaba a botar su funda justo al momento en que el equipo de reporteros de LISTÍN DIARIO pasaba por el lugar.

El espacio, que se ha convertido en un vertedero improvisado en la comunidad, está ubicado en la calle Terminal Esso, donde justo al frente del local de una envasadora de gas los residentes de la zona se acercan a arrojar sus desechos. El paso del camión de la basura es tan poco frecuente que Luis Alcantara lo califica como algo cercano a un “milagro”.

La misma situación se presenta en los alrededores de Villa Faro, quienes exclaman que aparentemente el ayuntamiento se “olvidó” de ellos porque el camión de basura pasa hasta semanas enteras sin recorrer varias de las calles del sector.

Los hoyos

Otra situación que ha sido ampliamente criticada en Santo Domingo Este es la presencia de hoyos y zanjas que están en las principales vías como la Charles de Gualle y la San Vicente de Paul.

Esas problemáticas han sido el emblema de las principales críticas para el municipio cabecera de la provincia Santo Domingo, la cual fue creada mediante la ley 163-01 promulgada por entonces presidente de la República, Hipólito Mejía.

La decisión de separarla del Distrito Nacional se debió a que la capital dominicana había experimentado numerosos e importantes cambios demográficos, socioeconómicos y urbanísticos, que deben reflejarse en su organización política y administrativa.