Pornhub retira contenido de usuarios “no verificados”

En medio de la polémica por la emisión de videos de abuso de menores y de violaciones en su plataforma, Pornhub, uno de los sitios de videos pornográficos más populares del planeta, ha anunciado que ha eliminado todo el contenido de los usuarios “no verificados”.

La presión sobre la plataforma aumentó desde que The New York Times publicara un artículo en el que acusaba a la página web de lucrarse con contenido abusivo.

Tras salir a la luz esta información, las compañías Visa y Mastercard anunciaron que no procesarían pagos a Pornhub.

El sitio se apresuró a responder, y la semana pasada anunció medidas contra el contenido subido por personas que no habían sido verificadas.

“La semana pasada, implementamos las medidas de protección más completas en la historia de las plataformas de contenido generado por el usuario”, dijo Pornhub, que tiene su sede en Montreal, pero es una subsidiaria de MindGeek, basada en Luxemburgo.

“Como parte de nuestra política para prohibir los usuarios no verificados, ahora también hemos suspendido todo el contenido cargado anteriormente que no fue creado por socios de contenido o miembros del Programa Modelo”, dijo el sitio en un comunicado, refiriéndose a la verificación de las edades de las personas en videos.

“Esto significa que cada pieza de contenido de Pornhub proviene de cargadores verificados, un requisito que plataformas como Facebook, Instagram, TikTok, YouTube, Snapchat y Twitter aún no han establecido”, agregó.

En el futuro, solo los socios de contenido y las personas que obtienen ingresos publicitarios de sus videos podrán subir contenido a la página. El próximo año se implementará un nuevo proceso de verificación de usuario, dijo la empresa.

El artículo del Times afirma que de los 6,8 millones de videos nuevos que se publican cada año en el sitio, “muchos” contienen “abuso infantil” y “violencia no consensuada”, incluidas escenas de incesto y de mujeres asfixiadas en bolsas de plástico.

Con sede en Canadá pero registrada en Luxemburgo, Pornhub tuvo 42.000 millones de visitas el año pasado y genera ingresos a través de publicidad y suscripciones de pago para acceder a contenido premium.

Esta no es la primera controversia que genera la empresa. En 2019, varios grupos, incluidos Unilever y Kraft Heinz, se distanciaron de Pornhub después de que un artículo en el Sunday Times de Gran Bretaña identificara videos sexuales en los que aparecían niños.