Primera dama visita Najayo Mujeres en solidaridad con las internas en la víspera de Nochebuena

Santo Domingo, RD.- La primera dama, Raquel Arbaje, visitó  el Centro de Corrección y Rehabilitación Najayo Mujeres, en San Cristóbal, para un intercambio solidario con las privadas de libertad con motivo de las festividades navideñas.

“No he querido que estas Navidades pasen sin venir a compartir un momento con ustedes y hablemos sobre las cosas que les hacen falta para que el tiempo que pasarán aquí sea menos doloroso”, dijo a Arbaje a las participantes en el encuentro.

Debido a las medidas adoptadas por el Gobierno del presidente Luis Abinader para contener la propagación de la COVID-19, entre ellas la que limita las reuniones a diez personas, en el encuentro solo participaron ocho de las 321 mujeres recluidas en ese centro.

En un ambiente distendido, en el que no faltaron las bromas, pero tampoco momentos de intensa emotividad, la primera dama recordó a las internas que su actual condición no menoscaba su dignidad personal ni limita su derecho a soñar con una vida distinta cuando regresen a sus hogares.

“Eso sí”, recalcó Arbaje, “tienen que poner de su parte. Tienen que aprovechar el tiempo, no dejarlo pasar. En este recinto hay programas que las preparan para que puedan volver al seno de la sociedad con algunas nuevas habilidades que les faciliten ganarse el sustento. Ojalá todas se animen a participar”, insistió.

Estimuladas por la primera dama, las internas comentaron sobre algunos de los aspectos del funcionamiento del centro penitenciario que les gustaría ver mejorados.

Tras escucharlas, Arbaje ponderó la calidad de la labor que realizan la Procuraduría General de la República y las autoridades penitenciarias para optimizar las condiciones de vida de las personas privadas de libertad, pero reconoció que hay detalles que se les pueden escapar porque “son personas, no máquinas”.

“Estoy aquí como amiga dispuesta a ser la vía para que las autoridades conozcan esos detalles que ustedes mencionan. Dios me ha dado la oportunidad maravillosa de poder servir al prójimo y faltaría a su divina confianza si no la aprovecho”, afirmó la primera dama.

Posteriormente, y respetando siempre el protocolo sanitario, se acercó a los pabellones para saludar a las internas. Durante el recorrido, intercambió impresiones sobre diversos temas.

Asimismo, Arbaje visitó los talleres de capacitación en diferentes oficios que funcionan en recinto. En el dedicado a la joyería, expresó su admiración por la calidad de las prendas confeccionadas por las internas y aprovechó para comprar algunas.

La coordinadora nacional de Nuevo Modelo de Gestión Penitenciaria Patricia Lagombra, y Yadhira de los Santos, directora de Najayo Mujeres, acompañaron a la primera dama durante su visita.

Ambas funcionarias conversaron con Arbaje sobre cómo el nuevo modelo permite la rehabilitación de las internas y su reinserción a la sociedad como personas renovadas.