Moreno acepta dictamen que declara inconstitucional estado de excepción por pandemia

El presidente de Ecuador, Lenín Moreno, dijo este domingo que acata la resolución de la Corte Constitucional que declaró inconstitucional el estado de excepción declarado en diciembre por el incremento de casos de covid-19.

Empero advirtió que en las ciudades más grandes “las unidades de cuidados intensivos se encuentran al borde” y anticipó que en enero “habrá una consecuencia natural de aumento de contagios”, pese a las medidas tomadas para evitar las aglomeraciones durante las fiestas de Navidad y fin de año.

“Nos corresponde acatar el dictamen de la Corte Constitucional”, expresó Moreno en una cadena nacional, agregando que el gobierno continuará aplicando las medidas que estén a su alcance “porque se desprenden de análisis técnicos y estadísticos de la situación real”.

La corte declaró inconstitucional el estado de excepción decretado por tercera vez en el año por Moreno el 21 de diciembre para contener el “grave incremento” de casos de covid-19 provocado, según él, “por las aglomeraciones así como la exposición a una mutación con mayor virulencia importada desde el Reino Unido”.

La corte consideró que el mandatario fundamentó el estado de excepción “en un posible riesgo futuro y no actual, sin base en información suficiente, clara y específica”.

La decisión presidencial restringió la libertad de tránsito y de asociación, con un toque de queda entre las 22H00 hasta las 04H00 locales (03H00 y 09H00 GMT), por 15 días.

Moreno pidió a las autoridades locales que “tomen las acciones necesarias para evitar aglomeraciones” e hizo un llamado a la población para que tome medidas de bioseguridad.

“La pandemia no ha sido superada y el esfuerzo conjunto es necesario para contenerlo”, expresó el gobernante.

Ecuador había levantado el 13 de septiembre el estado de excepción tras seis meses de estar en vigor y había ablandado las medidas de confinamiento que incluyeron toques de queda de hasta 15 horas diarias.

La nación sudamericana, con 17,5 millones de habitantes, registra 214.513 casos del nuevo coronavirus, incluidos 14.059 muertos entre confirmados y probables.