De seguro todos nosotros, hemos tenido la oportunidad de usar el ferrocarril en alguna ocación y posiblemente te habrás preguntado ¿Por qué en la vía férrea hay tantas piedras?

Mejor no poner asfalto u hormigón bajo los rieles, porque precisamente piedras como el balasto o balastro, que no parecen materiales tan estables?..



Pues aquí te vamos a revelar ese secreto y su verdadera función.



En todo el mundo los ingenieros ven más conveniente y rentable usar piedras como el balasto para rellenar el área a lo largo de la vía del tren, a pesar de su aparente inestabilidad, estas piedras no se mueven, sujetando y soportando firmemente los rieles como si fuera un colchón y así poder amortiguar el tránsito de los trenes.



Además bloquea el crecimiento de las malas hierbas, y cuanto existen lluvias no se forman charcos ya que todo esto puede causar graves accidentes en la vía férrea.

Entérate más:  7 cosas que nunca debes hacer en un vehículo con transmisión automática