Santo Domingo, RD.- Malas prácticas, improvisación y resistencia a usar la tecnología serían las razones por las que las instituciones públicas tardan meses en pagar las prestaciones laborales a los empleados que desvinculan.

“Las instituciones no le dan a tiempo el aviso de la cancelación, de la desvinculación; segundo,  las instituciones no usan un sistema informático que hay para hacer los cálculos”, explicó el titular del Ministerio de Administración Pública, Darío Castillo.



Destaca Noticias SIN que Castillo explicó que por desconocimiento muchos de esos empleados, una vez son desvinculados de la institución, van al MAP para el cálculo de sus prestaciones, proceso que él asegura no es necesario.

“Los empleados públicos no tienen que ir al MAP necesariamente porque hay un sistema que se llama Declasoft mediante el cual el departamento de Recursos Humanos de la institución del empleado desvinculado accesa a ese sistema, introduce las informaciones del servidor y le salen los cálculos y le sale y ya puede pagarlo automáticamente. Lo que pasa es que muchos servidores piensan que tienen que ir al MAP para el MAP decirles cuánto le corresponde”, detalló en la entrevista central de El Despertador.



Entérate más:  Chile decreta alerta sanitaria tras confirmar seis casos de viruela del mono

“El trámite es en su institución, en el organismo que lo desvinculó (…) el MAP no paga, el MAP no desvincula, el MAP no nombra, son las instituciones”, dijo.