¿Cómo hacer un CV que no termine en el zafacón de la basura?

Buscar trabajo comienza con la elaboración de un buen CV. Uno que logre transmitir, de forma sencilla y práctica, lo que el postulante puede aportar a la empresa según su experiencia profesional.

“El CV no tiene que ser tan extenso ni complicado. Menos ahora que trabajamos a distancia y los procesos de selección son más virtuales que presenciales. Basta con que esté bien estructurado y resuma la información relevante de tu perfil”, explica Aarón Ventura.

“Brevemente incluye tus datos personales, el objetivo, es decir, por qué quieres entrar a cierta empresa y qué valor aportarías. Después tu última formación académica, experiencia laboral y las aptitudes y habilidades con las que cuentas”, agrega el experto.

Hoy, no todos los CV que llegan a las áreas de Recursos Humanos cumplen con esto. Incluso, la mayoría termina en la papelera de reciclaje del reclutador. Si tu propósito para 2021 es conseguir o cambiar de empleo, entonces haz caso a las siguientes recomendaciones para estructurar una hoja de vida que destaque del resto:

1. Eliminar los genéricos

Es importante que el documento de presentación esté alineado con los requerimientos del puesto. “No tengas un CV genérico, es decir, uno para todos los puestos a los que te postulas. El CV se puede adoptar, según la vacante y empresa que buscas”, refiere Érika Chafino, directora general de la empresa de Recursos Humanos Grupo Human.

Tampoco se trata de mentir. Para Fernanda Páez, directora de la firma de reclutamiento especializado Michael Page, muchos postulantes optan por copiar y pegar información que mandan las demás personas o replicar “machotes” de internet. Lo cual es un error.

“Lo importante es que tengas claro cómo conceptualizar tu experiencia en ese resumen ejecutivo”, comenta.

2. Hacer énfasis en logros y resaltar números

Los logros son muy relevantes para que el reclutador sepa por qué contratar a un candidato. Por eso, cuando estos objetivos cumplidos se combinan con datos, existe una mayor posibilidad para ser el elegido en medio de un sinnúmero de postulantes.

“El trabajo ya no será como antes. Las compañías han tenido que echar mano de la tecnología para continuar con sus procesos. Y en esta transición, tanto profesionales que desean crecer dentro de la empresa, como aquellos que buscan una oportunidad laboral tendrán que recurrir a los números para demostrar el cumplimiento de sus logros y objetivos”, refiere Courtney McColgan, CEO de la startup de soluciones de nómina Runa.

3. Recordar que menos es más

A veces los CV tienen mucha información que no necesariamente refleja la experiencia que posee el candidato. En opinión de Arleth Leal, socia directora de la empresa de Recursos Humanos Red Ring, la hoja de vida tiene que estar muy enfocada.

“Recurre a numeralias para expresar y sintetizar tu experiencia laboral. No te limites a sólo describir las funciones que has realizado. Además, eso ayudaría más en el proceso de selección”, agrega Chafino.

4. Experimentar más allá del papel

Las redes sociales juegan un papel muy importante cuando se trata de hallar empleo. Los especialistas consultados coinciden que plataformas como Facebook, Instagram o LinkedIn son la mejor ventana para conocer a un candidato.

“El CV también se complementa con lo que subes a tus perfiles. Tienes que estar activo en las redes sociales para que las empresas volteen a verte. No dejes de capacitarte para ampliar tus credenciales, y esto coméntalo en tus perfiles digitales”, aconseja Leal.

5. Reforzar habilidades blandas

Las empresas ya no sólo buscan un perfil técnico, sino también habilidades blandas para poder enfrentar los retos que vienen en 2021.

“Destaca las aptitudes y las competencias que muestran como una persona se desenvuelve con los demás. Por ejemplo, trabajo en equipo, inteligencia emocional, resolución de conflictos, comunicación asertiva. Eso puede ser mucho más fácil para el entrevistador a la hora de seleccionar a un candidato”, concluye Páez.

Con información de CNN