La mujer, desesperada por el avance de las llamas, arrojó a sus hijos por la ventana de un tercer piso el miércoles en la ciudad turca de Estambul.

Los vecinos extendieron mantas para evitar que los niños sufrieran ningún daño. Las autoridades confirmaron que toda la familia se encuentra en perfecto estado.



Entérate más:  Biden advierte a Putin que dará una "fuerte" respuesta si ataca a Ucrania