Aplazan juicio contra acusados de quitar la vida a Yuniol Ramírez

El Ministerio Público sostuvo este viernes que cuentan con las pruebas suficientes para lograr el envío a juicio de fondo de Argenis Contreras González, principal acusado del secuestro y asesinato del abogado y catedrático universitario Yuniol Ramírez Ferreras, en octubre de 2017.

Contreras González, quien cumple un año de prisión preventiva en el Centro de Corrección y Rehabilitación Najayo Hombres, en San Cristóbal, está acusado del hecho criminal, vinculado con actos de corrupción administrativa cuando el procesado se desempeñaba como funcionario en la Oficina Metropolitana de Servicios de Autobuses (Omsa), durante la gestión de Manuel Antonio Rivas Medina, quien fue enviado a juicio de fondo.

Este viernes, la jueza Yanibet Rivas, del Cuarto Juzgado de la Instrucción del Distrito Nacional, aplazó la audiencia preliminar del proceso para el próximo 16 de abril, a partir de las 2:00 de la tarde, luego de acoger una solicitud de la defensa del imputado, para que el Ministerio Público le notifique la acusación contra el imputado.

Entérate más:  Video: Ladrones de batería atrapados infraganti

En la sesión de hoy, el Ministerio Público estuvo representado por los fiscales Pedro Frías, Wagner Cubilete, Elvira Rodríguez y Rosa Isabel Pérez.

El abogado Yuniol Ramírez Ferreras, profesor de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD) y presidente de la Convergencia Nacional de Abogados (Cona), fue hallado muerto con un block de concreto atado a su cuello mediante una cadena, en un arroyo de Hato Nuevo, en la provincia Santo Domingo.

Después de perpetrado el crimen, Argenis Contreras huyó del país y tres años después, tras los esfuerzos de la actual gestión de la Procuraduría General, el Ministerio Público logró que Estados Unidos lo entregara para que responda por los graves hechos que se le imputan en el país.

Se recuerda que luego de admitir la acusación presentada por el Ministerio Público, el pasado 12 de marzo, la jueza Solange Vásquez, del Cuarto Juzgado de la Instrucción del Distrito Nacional, envió a juicio de fondo a otros acusados por delitos de corrupción en la Omsa y por la muerte de Ramírez Ferreras.

Entérate más:  El exteniente “La Soga” siempre estuvo en su casa”, según abogado

El exdirector de la Omsa, Manuel Antonio Rivas Medina, y el exdirector financiero, Faustino Rosario Díaz, fueron enviados a juicio de fondo por delitos de corrupción administrativa en esa entidad.

En tanto que, por la muerte de Ramírez Ferreras, el tribunal dictó auto de apertura a juicio contra Víctor Elisander Ravelo Campos, José Antonio Mercado Blanco, Jorge Luis Abreu Fabián, Heidy Carolina Peña y Lilian Francisca Suárez Jáquez.

MP mantiene acusación por corrupción y asesinato

El Ministerio Público explicó que en el caso de Rivas Medina se le acusa por los tipos penales de asociación de malhechores, soborno, crímenes de corrupción, fraude contra el Estado, corrupción en procesos de duplicidad de pagos, al igual que procesos de urgencia (esto es violentando procesos de licitación), y asociación de malhechores para cometer prevaricación, desfalco y estafa en perjuicio del Estado dominicano.

Igualmente, Faustino Rosario Díaz es acusado de los crímenes de asociación de malhechores, corrupción por fraude en procesos de selección de compras directas y sin contratos, duplicidad de pagos al igual que en procesos de urgencias, enriquecimiento ilícito derivado de actividades de corrupción, lavado de activos e incremento patrimonial.

Entérate más:  El nuevo noticiario de Antena Latina

En tanto que a Argenis Contreras González el órgano acusador le imputa los delitos de asociación de malhechores, asesinato y ocultamiento de cadáver de la víctima, así como actos de soborno.

En el caso de Eddy Rafael Santana Zorrilla, indicó que se le imputa de cometer soborno, violentando disposiciones de la Ley sobre Soborno en el Comercio y la Inversión en detrimento del Estado dominicano.

José Antonio Mercado Blanco (El Grande) está acusado de asociación de malhechores para el asesinato y ocultamiento de cadáver de la víctima.