Google reconoce en su mapa al Alto Manhattan como la “Pequeña República Dominicana”

NUEVA YORK – No cabe duda que hay una parte de la Ciudad de Nueva York que te transporta a la bella República Dominicana no solo porque tiene una gran mayoría de residentes de este país, sino por el ambiente cultural que la caracteriza. Y es que el vecindario de Washington Heights, en el Alto Manhattan, es puro sabor de la bella Quisqueya.

Por eso, la aplicación de Google Maps, que utiliza la mayoría de personas en el mundo, ahora reconoce esta parte de Manhattan como “Little Dominican Republic” o “Pequeña República Dominicana”. Las personas que buscan en Google ya puden ver las tres palabras de manera clara y grande cuando lo miran en el mapa.

La buena noticia fue celebrada en las redes sociales, entre esas por la organización Uptown Collective, que comparte todo lo relacionado a los vecindarios del Alto Manhattan, y en su Twitter exclamó de júbilo que Google había hecho oficial el nombre de esta parte del Alto Manhattan como Little Dominican Republic.

Entérate más:  Abogado se suicida en Moca, pero antes dejó este mensaje...

Los residentes y visitantes de la Ciudad de Nueva York encuentran en la ya conocida “Pequeña República Dominicana” los sabores de Quisqueya al entrar a los restaurantes que presentan la gastronomía de este país. Además, verán una gran cantidad de negocios que también muestran la cultura, con banderas del país y hasta música tradicional de la nación caribeña.

De hecho, el primer congresista dominicano en llegar a la Cámara de Representantes del país fue Adriano Espaillat, quien también representa esta zona de la Gran Manzana y quien anteriormente presentó una resolución en el Congreso de los EE.UU. para que dieran el cambio de nombre a “Pequeña República Dominicana” de manera permanente, aunque no ha sido aprobada. La resolución solicita que se haga el cambio desde la calle 135 hasta la 218 en el Alto Manhattan.

No cabe duda que Washington Heights siempre será un vecindario de los Estados Unidos que deja un legado de la República Dominicana.