Parque Mirador Sur iniciativa valorada positivamente en el tiempo.

Por Mario Antonio Lara Valdez

El parque mirador sur surge desde aquella mirada al famoso parque central de la ciudad de New York se comienza a gestar una iniciativa trascendental a la llegada a República Dominicana que se transformaría en referente de lo que es una visión integral impactando positivamente a todos los sectores al pasar del tiempo .

El papel de los gobiernos locales y del gobierno central es generar bienes públicos además de regulaciones eficientes y claro tratando implementar un desarrollo lo más equilibrado en cada sector social, económico, político , cultural deportivo entre otras área importantes del país.

Cada vez más se acrecienta este legado que en su epidermis medio ambiental va dejando cubierta cada área de la sociedad dominicana creando un organismo vivo auto regenerativo en la parte emocional y espiritual en una ciudad evolutiva constantemente.

Colocar un costo al parque mirador claro que se puede cuantificar pero va mucho más allá de lo económico porque trasciende valores que se acrecienta a través del pasar del tiempo ya que es una apreciación individual de cada ciudadano que vive diferentes experiencias personales o recuerdos de sus abuelos , padres y eventos que dejaron huellas inolvidables .

Grupos de personas o de manera individual visitan con diversos motivos como son celebrar los famosos cumpleaños, cuidar la salud de manera saludable, compartir en familia , actividades deportivos , religiosas como una simple conexión a la fuente de energía positiva que trámite un ecosistema pero también un lugar perfecto para respirar oxígeno lejos del ambiente contaminado del día a día.

Un parque mirador sur debe estar acompañado de diferentes tipos de equipamiento y tener políticas públicas dirigida a su sostenibilidad creando un sentido de pertenencia incrementando valores como seguridad, mantenimiento y reforzamiento en una buena gestión del parque.

Ver como disfrutan personas de distintas edades ,clases sociales, ideologías distintas entre otras diferencias del ser humano entonces es que debemos proteger cada vez más nuestro parque mirador sur .

El parque Mirador Sur es el primer gran parque urbano de la ciudad aunque su área, originariamente era un potrero baldío, que fue expropiado a la familia Henríquez por Héctor Trujillo, hermano del dictador Rafael Leónidas Trujillo pero años después al pasar la dictadura y con una ciudad que crece a un ritmo rápido, el presidente Joaquín Balaguer Ricardo reconoce la necesidad de un área verde destinada para usos recreativos y preservación ambiental y se elige este terreno descuidado, amenazado por la invasión ilegal, declarándolo de utilidad pública.

En ese entonces la única construcción de los alrededores era el Hotel Embajador, el resto era “monte” donde pastaban vacas y caballos.

Los trabajos del parque inician en el 1968. La avenida Mirador Sur (la actual avenida de la Salud) y el Paseo de los Indios se inauguran el 25 de diciembre de 1970. Balaguer decidió nombrar la nueva avenida “Mirador Sur”, por ser la terraza un mirador natural hacia el mar Caribe.

Entre los arquitectos que han colaborado en la realización del parque debemos mencionar antes de todo Manuel Valverde Podestá, paisajista, discípulo del gran Roberto Burle Marx, Eugenio Pérez Montás, Rodolfo Dietch y Christian Martínez.

Durante su construcción el proyecto recibió muchas críticas de parte de la ciudadanía, que no entendía porque destinar un terreno tan grande a un área verde, cuando mucha gente carecía de una casa.

No obstante después de la inauguración el parque rápidamente se convirtió en el más apreciado lugar de recreo de la ciudad, donde las familias celebraban cumpleaños, encuentros, practicaban deportes.

Los botecitos del lago y el tren ofrecían diversión novedosa a los visitantes aunque esta atracción del tren ya no funciona .

También el arte fue representado en el parque: bajo los árboles fueron colocadas estatuas y en el pabellón de oficinas del parque fueron pintados murales por José Ramírez Conde y Amable Sterling.

En 2006 por iniciativa del cabildo los grandes números que señalan las escaleras fueron convertidos en obras de arte por 20 artistas y así se colocado otras iniciativas para ambientar esta área que los ciudadanos defienden ante cualquier intento de mutilación