Prisión preventiva a dueño de almacén que vendió bebidas provocaron muerte de dos personas

El Tribunal de Atención Permanente de Santo Domingo Oeste impuso tres meses de prisión preventiva contra el propietario de almacén que comercializó bebidas de fabricación clandestina que provocaron dos muertes en el municipio Los Alcarrizos.

El Tribunal le impuso la medida de coerción a Santo Andrés González Vizcaíno (Carlos), quien deberá cumplirla en el Centro de Corrección y Rehabilitación Najayo Hombres.

De acuerdo con el expediente acusatorio, González Vizcaíno vendió las bebidas de elaboración ilegal que provocaron la muerte de Pedro Vallejo Reyes y Edward Venabide Beltrán, mientras estos compartían en un colmado.

Vallejo y Beltrán perdieron la vida el pasado 4 de abril, tras presentar severos malestares de salud y luego de ingerir una bebida alcohólica que había sido embotellada en el envase de una marca debidamente registrada.

Las autoridades le ocuparon alrededor de tres cajas de bebidas ilegales.

La fiscalía determinó que el imputado, propietario del negocio Casa Surtidora González, ubicado en el sector Hato Nuevo, de Los Alcarrizos, abasteció su establecimiento mediante compras informales a otro hombre, sin ningún criterio de responsabilidad y verificación de calidad en los productos que ofrece a sus clientes.

Entérate más:  El papa advierte sobre una "espiral de muerte" tras escalada de violencia en Oriente Medio

El Ministerio Público califica los hechos como violación a la Ley 22-06, en sus artículos 123, 124,155, 156, 167 y 170, así como la Ley General de Salud (42-01) y la Ley 17-19, Para la Erradicación del Comercio Ilícito, Contrabando y Falsificación de Productos Regulares.

El órgano de la acusación profundiza las investigaciones para procesar a todos los responsables.