No, el hombre no nace con un déficit de alcohol en la sangre, dice quien inspiró “Drunk”

Un día después del triunfo en los Oscar de la película danesa “Drunk” (Otra ronda), el psiquiatra que inspiró esta oda alcoholizada a la vida volvió a desmentir la teoría que se le atribuye, a saber que el hombre nace con un déficit de alcohol en la sangre.

Este largometraje del danés Thomas Vinterberg, premiado como la mejor película extranjera el domingo por la noche en Hollywood, relata el recorrido de cuatro profesores de liceo que exploran los efectos de la ebriedad.

En el origen de este periplo, una supuesta teoría atribuida la filósofo y psiquiatra noruego Finn Skårderud, quien habría asegurado que el hombre nace con un déficit de 0,5g de alcohol en la sangre.

Una “fake news” nacida de una “lectura selectiva del prefacio que redactó para la traducción noruega de “Los Efectos psicológicos del vino”, del italiano Edmondo de Amicis, según reiteró este lunes el interesado.

“En la primera página escribí que tras uno o dos vasos, todo va bien, nos creemos quizá que hemos nacido con un déficit de 0,5g”, explicó a la radio noruega NRK.

Entérate más:  Crítica sobre "No es lo que parece"

Pero “en el párrafo siguiente, desmiento la tesis en su integralidad”.

Esta interpretación errónea de sus palabras lo incomodó. “Fue un poco incómodo porque soy médico, psiquiatra, y trato a gente con adicciones, veo a sus familias” agregó a NRK.

No obstante esta mini-notoriedad le valió ser contactado por Thomas Vinterberg y convertirse en “una especie de consultante” en el rodaje de “Drunk”, que califica de película “muy bien dosificada”.