Santo Domingo, RD.- El Ministerio Público solicitó este miércoles la imposición de 18 meses de prisión preventiva contra el ex jefe de Seguridad del expresidente Danilo Medina Adán Cáceres, la pastora Rossy Guzmán y otras cuatro personas acusadas de presunta corrupción y que el caso sea declarado complejo.

La directora de Persecución de la Procuraduría General de la República, Yeni Berenice, también solicitó esa medida cautelar contra el coronel Raúl Núñez de Aza, el teniente coronel Raúl Alejandro Girón Jiménez, el hijo de Guzmán Tanner Antonio Flete y el mayor de la Armada de República Dominicana, José Montero Cruz.

Una vez concluida la exposición del Ministerio Público, la jueza Kenya Romero, del Primer Tribunal Colegiado de la Cámara Penal del Juzgado de Primera Instancia del Distrito Nacional, dispuso el término de la maratoniana audiencia y que esta se reanude a la 1 de la tarde de este jueves.

Al grupo se le imputa los delitos de asociación de malhechores, estafa contra el Estado dominicano, coalición de funcionarios, falsificación de documentos públicos, lavado de activos provenientes de actos de corrupción y porte y tenencia ilegal de armas de fuego.

Entérate más:  James Harden será baja para el tercer juego de Nets y Bucks

Berenice dijo que, ante la “gravedad” de los hechos, era “necesaria” la prisión preventiva, ya que los acusados teniendo “toda la oportunidad” de actuar conforme al derecho, “hicieron todo lo contrario”.

“Teniéndolo todo para representar a su país con dignidad, distrajeron los fondos de sus compañeros de armas y utilizaron el nombre de Dios para ensuciar la iglesia y robarle al pueblo”, dijo la exfiscal del Distrito Nacional.

Tras permanecer durante varias horas exponiendo la acusación, Berenice afirmó que hay testigos del Ministerio Público que “tienen temor” de testificar porque supuestamente “los están llamando para amenazarles”.

Además, pidió al tribunal que la prisión preventiva que solicita se cumpla en los recintos Najayo Hombres y Najayo Mujeres, en San Cristóbal, “porque nosotros no creemos en eso de cárceles específicas en los cuarteles”.

De acuerdo a la magistrada, la pastora Guzmán y su hijo Tanner Flete “aún figuran adscritos” a la Seguridad del expresidente Medina.