Dos químicos de la universidad británica de Cambridge, que desarrollaron una técnica de secuenciación ultrarrápida del ADN utilizada, en particular, para identificar mutaciones relacionadas con el covid-19, ganaron el martes el Premio de Tecnología del Milenio, que pretende ser un Nobel del siglo XXI.

Los británicos Shankar Balasubramanian y David Klenerman recibieron el premio dotado con un millón de euros (1,22 millones de dólares) por su trabajo de los últimos 27 años que busca encontrar formas cada vez más rápidas y baratas de secuenciar el genoma humano.

Su tecnología de secuenciación de nueva generación (NGS) de ADN “presenta enormes ventajas para la sociedad, desde ayudar a combatir enfermedades mortales como el covid-19 o el cáncer, hasta comprender mejor las enfermedades de los cultivos o mejorar la producción alimentaria”, declaró en un comunicado la Academia de Tecnología de Finlandia.

Hace dos décadas, el primer intento de “leer” los casi 3.200 millones de letras del genoma humano tomó una década y costó 1.000 millones de dólares. Gracias a la NGS, el proceso puede completarse ahora en un día por solo 1.000 dólares.

Entérate más:  Pro Consumidor prohíbe venta definitiva de químicos para elaborar “ácido del diablo”

Esta tecnología también se usa para diagnosticar y tratar algunos tipos de cáncer y de enfermedades raras.

“Es la primera vez que recibimos un premio internacional que reconoce nuestra contribución al desarrollo de la tecnología”, dijo Klenerman en un comunicado.

El galardón, creado en 2004 y concedido cada dos años, se presenta como el equivalente tecnológico de los Premios Nobel suecos, con una recompensa casi equivalente. El premio de 2020 se aplazó un año por la pandemia.

El Premio de Tecnología del Milenio reconoce las innovaciones recientes, disponibles para el gran público y que “mejorar la calidad de vida de la gente a largo plazo”.