El expresidente Leonel Fernández y presidente de la Fuerza del Pueblo (FP) sostuvo ayer que para que la lucha contra la corrupción tenga credibilidad no se debe abarcar solo funcionarios del pasado, sino también los de la actualidad, porque de lo contrario se verá como algo selectivo y politizado.

“Lo que se está haciendo y se debe seguir haciendo, no solamente con funcionarios del pasado, sino con los actuales para que eso tenga credibilidad y no se vea como algo selectivo, politizado, no es la judicialización de la política, tiene que ser una cosa que genere confianza y credibilidad de que cualquier persona, del pasado o de la actualidad, que incurra en una falta será sometido al imperio de la ley”, subrayó.

El Ministerio Público ha sometido al menos 17 personas por corrupción del pasado gobierno de Danilo Medina. En la actualidad al menos cinco funcionarios han sido destituidos de sus cargos por escándalos vinculados al mal manejo de los recursos y algunos están bajo investigación de las autoridades.

Entérate más:  Alzheimer, el tipo de demencia más conocido

El expresidente dijo que la corrupción es un problema universal y permanente de todas las sociedades y que incluso hay países como China, donde las personas son ejecutadas cuando roban y a pesar de eso, hay quienes lo hacen.

“Ahora hay más conciencia con el tema y mayor responsabilidad de cómo enfrentarlo porque la transparencia se ha convertido en un tema de prioridad, antes había una corrupción que no se trataba, hoy día el tema transparencia y rendición de cuentas, se ha convertido en un tema central a nivel mundial, pero hay que ponerle un freno”, subrayó.

Indica elCaribe que igualmente, dijo que el apresamiento del diputado Rafael Gutiérrez por narcotráfico afecta la imagen del país porque se presenta con una “narcopolítica”.

“Cualquier caso de esa naturaleza debe ser investigado exhaustivamente y si hay elementos probatorios ser castigados de manera ejemplar, porque la sociedad depende del quehacer político y la gente debe tener confianza en los políticos, y si estamos hablando de un legislador es narcopolítica, y eso tiene que ser erradicado para que haya confianza en la democracia y en el sistema político”, sostuvo.

Entérate más:  Acuerdan fortalecer las plataformas digitales de todos los ayuntamientos

Economía está en convalecencia

El político reiteró que lo recomendable es que se deje pasar al 2021 y observar su evolución y entonces ver si tiene la suficiente fortaleza para que se haga una reforma fiscal.

“La reforma es una necesidad desde antes de la pandemia, está en la Ley de la Estrategia Nacional de Desarrollo, por tanto es parte de una ley, debió haberse hecho en la pasada Administración, no se hizo se perdió el momento en que todavía la economía estaba en crecimiento, ahora estamos en recuperación y en observación, por tanto, no es el mejor momento, pero en algún momento tendremos que hacerla porque el Estado necesita mayores ingresos fiscales para atender la multiplicidad de problemas”, dijo.

Recientemente, el presidente Luis Abinader informó que no es el momento para aplicar una reforma fiscal debido a la crisis económica que afecta al país y el mundo producto del impacto de la pandemia de la covid-19. Sin embargo, el gobernante había dicho el pasado año y recientemente que era necesaria la firma del pacto fiscal establecido en la Estrategia Nacional de Desarrollo para mejorar las recaudaciones del gobierno y hacer frente a las distintas necesidades especialmente por la caída de los tributos producto de la pandemia. El plan del gobierno era aplicar esos impuestos el próximo año, pero aún no se ha iniciado la discusión para esos fines.

Entérate más:  PGR quema otros 233 kilogramos de drogas