Los New York Knicks y los Philadelphia 76ers anunciaron el jueves que prohibirán la entrada a sus canchas a dos aficionados que escupieron y lanzaron palomitas contra dos estrellas rivales, Trae Young y Russell Westbrook, en los partidos de playoffs de la NBA el miércoles.

En el caso de los Knicks, la franquicia pidió disculpas a Young y a los Atlanta Hawks por el comportamiento de un seguidor en el Madison Square Garden de Nueva York.

“Hemos investigado el asunto y hemos determinado que este cliente, que no es titular de un abono de temporada, efectivamente escupió a Trae Young y, por esa razón, se le ha prohibido la entrada al Garden indefinidamente”, dijeron los Knicks en un comunicado.

“Hemos entregado la información a las autoridades competentes, agregó la franquicia neoyorquina, que el miércoles venció a los Hawks (101-92) y empató 1-1 esta serie de primera ronda de la Conferencia Este.

En otro de los cruces del Este se vivió un gran revuelo cuando un aficionado de los Philadelphia 76ers arrojó palomitas de maíz sobre Russell Westbrook, cuando la estrella de los Washington Wizards abandonaba la cancha por lesión.

El base entró en cólera y tuvo que ser retenido por el personal de seguridad para que no se enfrentara con el aficionado.

Los Sixers, que vencieron de nuevo a los Wizards (120-95) y se adelantaron 2-0 en la serie, dijeron el jueves que han revocado el abono de temporada de esa persona y se le ha prohibido el acceso tanto a sus partidos como a otros eventos en el Wells Fargo Center de Filadelfia.

Un furioso Westbrook pidió el miércoles a la NBA y a los responsables de los recintos que tomen medidas contra los aficionados indisciplinados.

“La cantidad de faltas de respeto, la cantidad de aficionados que hacen lo que les da la gana… se nos va de las manos”, dijo el MVP (Jugador Más Valioso) de la temporada 2017.

“En cualquier otro escenario… si un tipo viniera por la calle y me echara palomitas en la cabeza, ya sabes lo que pasaría”, afirmó. “En estas canchas hay que empezar a proteger a los jugadores”.

La NBA dijo en un comunicado el jueves que implementaría un “código de conducta mejorado para los aficionados”.

“Es fundamental que todos mostremos respeto por los jugadores, los árbitros y nuestros compañeros de afición”, dijo la liga. “Se aplicará enérgicamente un código de conducta mejorado para los aficionados con el fin de garantizar un entorno seguro y respetuoso para todos”.

Westbrook ha sido objeto de abusos repetidamente por parte de aficionados rivales en los últimos años.

En 2019, el base acusó a un aficionado de los  Jazz de hacer una burla “racial” contra él cuando jugaba en Oklahoma City Thunder. El aficionado fue posteriormente expulsado de por vida por el equipo de Utah.