En las dos líneas del Metro de Santo Domingo ya no se está respetando el distanciamiento físico impuesto por las autoridades para evitar el contagio del COVID-19. La situación ocurre en momento en que un rebrote de la enfermedad afecta al Gran Santo Domingo.

Un recorrido de Diario Libre por el medio de transporte realizado este domingo expone la situación. Los pasajeros ocupan los asientos que estaban restringidos y se colocan pegados a la pared de los vagones. Todos los pasajeros tenían puestas sus mascarillas.

Todo esto ocurre ante la mirada indiferente de los agentes de seguridad del metro.

En días anteriores, las aglomeraciones de personas han estado presentes en el Metro.

Debido al rebrote del COVID-19 el presidente de la República, Luis Abinader, emitió un decreto a través del cual limitó el horario de operaciones de los establecimientos comerciales, así como el consumo de bebidas alcohólicas en espacios públicos.

Entérate más:  Científicos descubren un virus muy similar al del covid-19 en murciélagos de Laos