Los Angeles Lakers cayeron anoche 100-92 ante los Phoenix Suns, que empataron 2-2 la serie de playoffs, y están en vilo por la lesión de Anthony Davis, mientras las superestrellas de los Brooklyn Nets arrollaron a los Boston Celtics y se avanzaron 3-1.

Davis, una de las dos figuras de los Lakers, fue retirado del juego en el Staples Center (Los Ángeles) en el descanso por una distensión en la ingle izquierda cuya gravedad se desconoce.

A un minuto del descanso, el pívot falló una entrada a canasta y cayó en mala posición, llevándose rápidamente la mano a su pierna izquierda.

“Está siendo evaluado y tendremos más información mañana”, se limitó a decir el técnico de Lakers, Frank Vogel.

De acuerdo con reportes de ESPN y The Athletic, la lesión de Davis no es de gravedad pero su disponibilidad para el quinto partido del martes en Phoenix está en duda.

El pívot, que está promediando unos discretos 21,8 puntos y 8 rebotes en esta primera ronda, se perdió la mitad de la temporada regular por diversas lesiones y fue duda hasta última hora el domingo por un problema en la rodilla izquierda.

En sus 19 minutos en pista, Davis solo sumó 6 puntos y 4 rebotes. Al descanso, los Suns ya dominaban 54-50 y no permitieron que los Lakers pusieran en peligro la victoria pese a los 25 puntos, 12 rebotes y 6 asistencias de LeBron James.

Entérate más:  Giannis y Middleton comandan a Bucks al séptimo juego ante Nets

“Estos hombros se construyeron para algo, y si se necesita un poco más para estar arriba, estoy listo para el desafío”, recalcó ‘King James’ sobre su liderazgo en caso de ausencia de Davis.

El pívot español Marc Gasol, con 12 puntos y 8 rebotes, gozó de más minutos de juego por la ausencia de Davis y fue el segundo máximo anotador angelino.

Por los Suns, el veterano Chris Paul mostró mejoría de su lesión en el hombro derecho y lideró la ofensiva con 18 puntos y 9 asistencias, acompañado del escolta Devin Booker con 17 y 5.

– Lanzamiento de botella a Irving –

Con unos estelares Kyrie Irving y Kevin Durant, los Brooklyn Nets vencieron el domingo 141-126 en un tenso partido en la cancha de los Boston Celtics y pusieron el 3-1 en esta serie del Este.

El equipo que entrena Steve Nash tendrá la primera oportunidad de clasificar el martes ante su público en el Barclays Center de Brooklyn (Nueva York).

Los Celtics, que evitaron la barrida el viernes con un heroico Jayson Tatum (50 puntos), solo pudieron plantar cara en el primer cuarto porque el ‘Big 3’ de los Nets fue después una apisonadora.

Entérate más:  Lesión de Kawhi deja en vilo a Clippers y LeBron manda fuego a la NBA

Irving, de nuevo abucheado por su antigua afición, logró 39 puntos y 11 rebotes, Durant 42 puntos y James Harden otros 23 puntos y 18 asistencias.

Con estos 104 puntos combinados, Irving, Harden y Durant igualaron el récord de anotación por un trío de compañeros en la historia de playoffs.

Esta marca la compartían hasta ahora Dominique Wilkins, Spudd Webb y Randy Wittman, que sumaron 104 puntos para los Atlanta Hawks en 1986; y John Havlicek, Jo Jo White y Dave Cowens, que lo hicieron para los Celtics en 1973.

Tatum volvió a brillar con 40 puntos, 7 rebotes y 5 asistencias pero estuvo demasiado solo en ataque.

Irving, que calentó su regreso al TD Garden con unas declaraciones sobre el racismo en Boston, respondió a los silbidos de los 17.000 aficionados con un recital de manejo de balón y canastas de todo tipo.

Al final del partido, una botella de agua lanzada aparentemente desde las gradas cayó cerca de Irving cuando abandonaba la cancha, en lo que podría ser un nuevo caso de mala conducta de aficionados.

Esta semana, los New York Knicks y los Philadelphia 76ers tuvieron que vetar la entrada a sus canchas a dos seguidores que escupieron y lanzaron palomitas contra dos estrellas rivales, Trae Young y Russell Westbrook.

“Los aficionados tienen que madurar en algún momento”, reclamó Kevin Durant ante los medios. “No somos animales, no estamos en un circo… Ten un poco de respeto por el juego, por los seres humanos y por ti mismo”.

Entérate más:  Los Hawks hunden a los Sixers al eliminarles en su propia cancha

– Hawks se ponen 3-1 ante Knicks –

De la mano de su joven líder Trae Young, los Atlanta Hawks derrotaron 113-96 a los New York Knicks y se adelantaron 3-1 en esta serie del Este.

Los Hawks, que fueron quintos en la fase regular, tendrán la primera oportunidad de eliminar a los Knicks, cuartos, el miércoles en Nueva York.

Trae Young volvió a liderar a los Hawks con 27 puntos y 9 asistencias, acompañado esta vez del pívot Clint Capela, con 10 puntos y 15 rebotes.

A sus 22 años, el base All-Star está deslumbrando con promedios de 27,5 puntos y 10,0 asistencias en su primera aparición en playoffs de su carrera.

Por los Knicks, su estrella Julius Randle terminó con 23 puntos y 10 rebotes pero una negativa estadística de 7/19 en tiros de campo, mientras el veterano Derrick Rose firmó 18 tantos.

“Tenemos que arreglarlo y arreglarlo rápido”, reconoció el entrenador Tom Thibodeau, que quiere evitar una temprana eliminación en los primeros playoffs de la franquicia desde 2013.