Doce días después del incidente ocurrido en el Aeropuerto Internacional de las Américas, que afectó, según las propias autoridades, 15 vuelos y 3,362 personas y causó pérdidas de 30 millones de pesos, se entregó uno de los tres jóvenes señalados como los responsables de provocarlo.

Están acusados de sustraer los cables de bronce y otros equipos eléctricos que provocaron que el sistema de luces de aterrizaje de la pista no funcionara y los aviones se vieran obligados a desviarse o a cancelar sus operaciones.

El “acto vandálico”, como lo catalogó la vicepresidenta de la República al día siguiente del incidente, ocurrió el domingo 24 de mayo, entre 5:00 y 7:00 de la noche.

Previo a la declaración de Raquel Peña, en un mensaje por sus cuentas en redes sociales, el Cuerpo Especializado de Seguridad Aeroportuaria y de Aviación Civil (Cesac) señaló una versión distinta.

El Cesac atribuyó, por varios medios de publicación nacional, la ocurrencia de un incendio en los cables eléctricos como la causa de inoperatividad de las luces, pero luego, en un comunicado, los distintos organismos, incluyendo el Cesac, confirman que trató de un acto de vandalismo.

Entérate más:  Operación 13 - La Procuraduría arresta a Luis Dicent, por caso Lotería Nacional y a otras 9 personas

De acuerdo con las informaciones de Aerodom, las autoridades dijeron que después de las 10:11 p.m. se activó el sistema de luces de emergencia, con lo que fue posible reabrir la pista y reanudar las operaciones y a las 11:45 el sistema principal de iluminación fue restaurado.

En la comunicación de prensa de la Policía Nacional, el viernes 4 de junio, para dar a conocer la entrega voluntaria de Luis Abel Bens, alias, Chiricui o Alicui, de 21 años, uno de los sospechosos del robo, ofrece el dato de los equipos sustraídos.

“800 pies de cables eléctricos de goma y bronce BC 5KV, XLPE, rojo, siete transformadores de aislamiento de 45 watts, 20 conectores primarios KD de 50, ubicados en la cabecera 35 de la pista de aterrizaje”, indica la nota de prensa.

Ayer, el Ministerio Público cita otra cantidad de cables, esta es 1,653 pies, y menciona también la “pinza de metal bordeada de una goma soporte color negro”, que se utilizó para el hurto, la cual fue entregada de forma voluntaria por la pareja de uno de los imputados.

Entérate más:  Hombres vestidos de militares en Toyota 4Runner blanca atemorizan el Cibao

Con información de Diario Libre