New York, Estados Unidos. Las reservas de crudo en Estados Unidos cayeron más de lo esperado, mientras que las existencias de gasolina aumentaron considerablemente en la semana que terminó el 4 de junio, según informó el miércoles la Administración de Información Energética de Estados Unidos (EIA).

Las reservas de petróleo descendieron en 5,2 millones de barriles, hasta los 474,3 millones de barriles. Los analistas esperaban un descenso de 3,5 millones de barriles.

El suministro de gasolina, por otra parte, aumentó en 7 millones de barriles, muy por encima del aumento de 1,2 millones previsto, ya que las refinerías aumentaron su capacidad en previsión de un gran número de viajes durante el lluvioso fin de semana del Memorial Day.