El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, adelantó este lunes en Bruselas que cuando se reúna el miércoles con su par ruso, Vladimir Putin, en Suiza, le dirá cuáles son las “líneas rojas” que no debe cruzar.

“Es nuestro interés común y el interés del mundo que cooperemos. Y veremos si podemos hacerlo. Y en las áreas donde no estamos de acuerdo, dejarle claro cuáles son las líneas rojas”, dijo el mandatario estadounidense en una rueda de prensa.

Después de participar este lunes de una cumbre de la OTAN, Biden protagonizará el martes un encuentro con los máximos líderes de las instituciones europeas, y al fin de la jornada viajará a Ginebra, Suiza, donde será la reunión con Putin.

En una conferencia de prensa en la sede de la OTAN, Biden dijo que el líder ruso es un hombre “inteligente” y “duro”, pero señaló que debería entender que si el opositor Alexéi Navalni muere en prisión, eso sería “una tragedia”.

Entérate más:  Haití tendrá nuevo gobierno el martes con Ariel Henry como primer ministro

En sus declaraciones, Biden también comprometió el apoyo del país a la integridad territorial de Ucrania y condenó las “acciones agresivas” de Rusia, que en 2014 anexó a su territorio la península de Crimea.

“No busco un conflicto con Rusia, pero responderemos si Rusia continúa sus actividades dañinas”, dijo el mandatario estadounidense, quien también reafirmó su “continuado apoyo a la soberanía y a la integridad territorial de Ucrania”.

Biden dijo que “haremos todo lo posible para que Ucrania pueda resistir a la agresión.

Sin embargo, el mandatario estadounidense arrojó agua helada a las pretensiones del presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, de obtener de Biden un apoyo a la rápida incorporación de Ucrania a la OTAN.

Ese paso, dijo Biden, no depende de Estados Unidos, sino de los 30 miembros de la OTAN.