Santo Domingo, RD.- Las empresas cuestionadas Transformadores Solomon Dominicana y Electrocable Aluconsa, S.A.S., ambas de Maxy Montilla, hermano de la ex primera dama, Cándida Montilla y cuñado del expresidente Danilo Medina, ambas empresas formaron parte de una investigación en El Informe con Alicia Ortega, presentada en diciembre del año 2020, en la que revelemos que por lo menos desde 2013 sus empresas acapararon contratos millonarios con EdeNorte, EdeSur Y EdeEste.

Facturas de diciembre de 2018, de equipos vendidos a EdeEste levantan seria sospecha. El precio unitario de un medidor eléctrico tele medidor de 240 voltios a un costo de RD$9,500, contrasta con el mismo producto vendido a EdeSur cuatro meses más tarde en RD$ 6,400 por unidad, de acuerdo al contrato analizado por El Informe, muestra una diferencia de casi RD$3,455.24 por equipo.

La primera factura con el precio de RD$9,500 por medidor a finales de 2018, también contrasta con un segundo contrato, igualmente con EdeSur y revisado por El Informe.

Entérate más:  Obispo SFM: "Estamos llamados a dar esperanza a feministas, LGTBIQ, anarquistas y artistas urbanos"

El contrato de marzo 2020, o sea un año y tres meses después, que pone el costo del mismo equipo nuevamente más barato a US$124.77, lo cual equivale en pesos dominicanos a unos RD$6,683.91, la diferencia es de RD$2,816.11 por medidor. Solo por este medidor y sus componentes El Informe encontró que Transformadores Solomon, logró por lo menos 28 contratos por exclusividad, excepción o compras directas en EdeSur y EdeNorte, con montos que ascienden a RD$2,800 MM entre 2013 y 2020, estos sin contar las ventas a EdeEste.

Las autoridades dicen a El Informe que los contratos con empresas vinculadas a Maxy Montilla, superan los RD$20,000,000,000.

“Al acercarnos aclaramos con este la inexistencia de tal condición de proveedor único o de intermediario único en la República Dominicana y su total disposición a suplirnos de manera directa, dichos bienes como hacen en todos los países de América Latina, Europa y Asia, donde operan”, dijo Andrés Astacio, vicepresidente ejecutivo del Consejo Unificado de EDES.

De 17 tipos de medidores el Consejo cotizó actualmente 16 más barato que los vendidos al Estado en 2019 por Transformadores Solomon, las diferencias de precios oscilan entre US$18.08 a USS$291.26 por unidad. Algunos equipos duplicaron y hasta casi triplicaron el precio actual.

Entérate más:  Continuarán los aguaceros locales y tronadas por vaguada

Otros contratos obtenidos por El Informe muestran que en 2015 EdeSur pagó US$169.00 por cada medidor GPRS CL200 4 Hilos, sin embargo para el año 2018 la distribuidora adquirió el mismo equipo a Transformadores Solomon a un costo de RD$38,558.00 con su equivalente en la tasa del momento US$778.32, un incremento aproximado de 460% en apenas 3 años.

En otros procesos en lo que el Estado se endeudó con organismos internacionales para costear los mismos, los precios también oscilaban dramáticamente en los equipos vendidos a las empresas que ganaron los contratos, todo porque Transformadores Solomon gozaba de la supuesta exclusividad de los productos a clara.

En un contrato con FCC Industrial e Infraestructuras Energéticas, el precio unitario de un vendedor identificado con el código MITB-4U fue de US$515.00, mientras que dos meses más tarde a la empresa Korea Power Corporation (Kepco), el mismo equipo le fue vendido US$1,122.75, la diferencia casi US$606.99 por unidad.

Lo mismo pasó con la adquisición de un equipo Modem de Comunicación, vendido nuevamente a FCC Industrial, esta vez por US$608.61, pero la empresa SOLES lo adquirió a US$1,278.00 por unidad, es decir una diferencia de US$699.39.

Entérate más:  Apresan hombre con RD$50,000 falsos

El cuatro de mayo de este año, el Banco Europeo de Inversiones dijo al Ministerio de Hacienda mediante comunicación “que en las circunstancias actuales, con una investigación abierta en relación al sistema de compras seguidos por beneficiarios de los fondos del préstamo, el banco no está en condiciones de extender la fecha final de disponibilidad” con relación a financiamiento adicionales para proyectos.