Cuando el fuego consu­me las esperanzas y el ca­lor derrite voluntades, jus­to ahí es el momento en el que 612 hombres y muje­res dejan todo de lado y con el sonido de una sire­na salen a toda prisa pa­ra atender el llamado de la ciudadanía. Se trata del Cuerpo de Bomberos del Distrito Nacional (CBDN), cuyo personal labora 24 horas seguidas de forma interdiaria para sofocar incendios, realizar resca­tes y atender otras situa­ciones de riesgo.

El personal de acción, compuesto por 262 bom­beros permanentes y otros 350 voluntarios, está dis­tribuido en 15 estaciones y el cuartel general, y se­gún el General de Brigada José Luis Frómeta Heras­me, jefe del CBDN, diaria­mente atienden un pro­medio de 16 emergencias, lo que al mes suma casi 500 casos.

“Ya los bomberos han pasado a otro plano con respecto a las emergen­cias, ya la gente nos lla­ma para muchas cosas que antes no las hacíamos, pe­ro como somos una institu­ción de servicio, la idea es brindar servicio a la comuni­dad”, explicó Herasme.

Entérate más:  Taróloga: Las mujeres buscan más los "servicios divinos" que los hombres

Cuesta arriba Sin embargo, a pesar del sa­crificado trabajo que reali­zan y que el general descri­be como de “alto riesgo”, un bombero raso, por ejemplo, solo percibe una remunera­ción económica de 10,000 pesos al mes.

Indica la nota de Helenny Amparo en el Listin Diario que en cuanto al presupues­to que reciben del gobier­no central, este asciende a 92 millones de pesos por año, que se distribuye entre la nómina, combustible, co­mida, uniformes y todos los equipos que requieren para proteger la vida de su perso­nal mientras trata de salvar las de otros.

Herasme señaló que gran parte del presupuesto se destina al mantenimien­to de sus camiones, pues al momento de una llamada de emergencia no pueden responder con excusas.

“Son unidades de mucho tiempo de uso, todos los días hay que estar reparando por piezas. Mucho del presu­puesto se nos va ahí en esa parte”, indicó el general, al tiempo que señaló que son equipos de más de 20 años de antigüedad.

Entérate más:  "Mi esposa se fue de la casa con otra persona, crié a mis 5 hijos yo solo"

Explicó que cada vez que se presentan catástrofes de gran demanda, el personal mecánico también tiene que ir con el equipo de acción para mantener el “ojo visor” ante cualquier falla en los ca­miones.

“Suerte que tenemos un equipo de mecánicos muy eficiente”, resaltó el general.

En ese sentido, Herasme declaró que ya hicieron un le­vantamiento de los recursos y equipos con los que cuentan y ya está en poder de la Alcaldía del Distrito Nacional (ADN), que recientemente donó una unidad de rescate y aumentó el incentivo que recibe el per­sonal.

Pasos a la modernización Aunque ha sido lento el proceso de moderniza­ción, durante el último año el cuerpo de bomberos ha presentado considerables mejorías que se han refleja­do en la efectividad y agili­dad de su labor.

“Ese incendio que acabó de ocurrir, el de la colchone­ría, es un incendio según la experiencia que tengo en la institución, que hubiera du­rado cuatro días y nosotros lo apagamos… comenzó a las 2:40 y a las 10 estaba el comandante de operacio­nes recogiendo las mangue­ras”, subrayó el jefe de bom­beros de la capital.

Entérate más:  Taróloga: Las mujeres buscan más los "servicios divinos" que los hombres

De acuerdo con Heras­me, la formación de una brigada empresarial, presi­dida por el empresario Jo­sé Luis ‘Pepín’ Corripio Es­trada, ha contribuido con la modernización de la institu­ción.

El apoyo del sector pri­vado fue una iniciativa de la ADN que ya ha aportado drones, un centro de moni­toreo y otro de operaciones, así como un camión escale­ra.

“Justamente como ellos están viendo la problemá­tica que hay con el creci­miento vertical que tiene la ciudad es la única mane­ra que tú puedes combatir un incendio de altura con un carro escalera así”, en­fatizó.