Kigali, Ruanda. Fiscales de Ruanda pidieron cadena perpetua contra Paul Rusesabagina, héroe de la película “Hotel Ruanda” juzgado por “terrorismo” en Kigali en un proceso tildado de político por su defensa, informaron el viernes fuentes judiciales.

Rusesabagina, exdirector del hotel de las Mil Colinas de Kigali, se hizo famoso por una película de 2004 que cuenta cómo salvó a más de 1.000 personas durante el genocidio ruandés de 1994, donde murieron 800.000 personas, en su mayoría tutsis.

Feroz crítico del régimen del presidente Paul Kagame, pesan sobre él nueve cargos, entre ellos el de terrorismo, por su supuesto apoyo al Frente de Liberación Nacional (FLN), grupo rebelde acusado de haber perpetrado estos últimos años ataques mortíferos en Ruanda. Está siendo juzgado junto con otros 20 acusados.

“Hemos demostrado que cada acto de Rusesabagina era de naturaleza criminal con la intención de cometer actos de terrorismo”, declaró uno de los fiscales, Jean Pierre Habarurema.

Entérate más:  El verdugo cierra Ciclo de Luis Berlanga en Centro Cultural Banreservas

“Como dirigente, apoyo y partidario del MRCD/FLN, alentó y permitió a los combatientes que cometieran estos actos terroristas contra Ruanda”, añadió.

“Aunque no participara activamente en estos atentados, se considera que tuvo un papel simplemente por haber prestado apoyo a estos combatientes”, reiteró.

Su defensa y su entorno estimaron que “el gobierno ruandés no presentó ninguna prueba” durante los cuatro meses de proceso y tacharon el juicio de “farsa” para “hacerlo callar”, según un comunicado de la Fundación Hotel Ruanda.

Según ellos, se trata de un proceso político y acusan al régimen ruandés de haberlo secuestrado.

Paul Rusesabagina vivía en el exilio desde 1996 en Estados Unidos y en Bélgica y fue detenido a finales de agosto del año pasado en Ruanda en circunstancias particulares, al bajar de un avión que pensaba que se dirigía a Burundi.