Moscú, Rusia. Un avión Su-24 y barcos rusos hicieron disparos de advertencia contra un destructor británico que había entrado en aguas territoriales rusas en el mar Negro, dijo el miércoles el ministerio de Defensa ruso, un incidente desmentido por Londres.

El percance, poco común en esa zona, llega días antes de las maniobras Sea Breeze 2021 (del 28 de junio al 10 de julio), en la que participan Estados Unidos, otros países de la OTAN y Ucrania en el mar Negro, y que Rusia ve con recelo.

“El destructor recibió un aviso (…) No reaccionó a la advertencia”, afirmó el ministerio, citado por agencias rusas, lo que provocó que un “barco de patrulla fronteriza” y un avión Su-24M hicieran “disparos de advertencia”.

Un grupo de buques de la Flota rusa del mar Negro durante unos ejercicios navales en el polígono Opuk, en Crimea.
Vadim Savitski / Sputnik

El barco británico abandonó entonces las aguas rusas, poniendo fin al incidente, que duró alrededor de veinte minutos hacia el mediodía del miércoles, según la misma fuente.

Entérate más:  Director IAD propone crear unidad ejecutora para recuperación de terrenos del Estado

El ministerio ruso de Defensa anunció poco después que convocó al agregado militar de la embajada británica en Moscú, informaron las agencias rusas.

El ejército británico aseguró no obstante que “no se realizó ningún disparo de advertencia contra el ‘HMS Defender'”, que se encontraba “en aguas territoriales ucranianas”, según un tuit del ministerio británico de Defensa.

Según un comunicado de la Royal Navy británica del 10 de junio, el buque en cuestión, el “HMS Defender”, se encuentra en la región para maniobras de la OTAN y “se separó temporalmente del grupo de trabajo para efectuar sus propias misiones en el mar Negro”.

El incidente se produjo frente a las costas de Crimea, península ucraniana que Rusia se anexionó en marzo de 2014.