El Ministerio Público obtuvo medida de coerción de prisión preventiva, lo que abre un nuevo proceso judicial, contra el interno que provocó la muerte a otro en medio de un motín en la Fortaleza Duarte, de San Francisco de Macorís.

La juez Bárbara Rodríguez, coordinadora de la Oficina Judicial de Servicios de Atención Permanente del distrito judicial de Duarte, impuso la medida contra Jesús María Dolis de la Cruz, presunto autor de la muerte a tiros del recluso Fausto Francisco Capellán Guillén, dentro del penal.

El expediente, la Fiscalía de Duarte detalla que el pasado 21 de junio Dolis de la Cruz mató a Capellán Guillén con múltiples disparos que impactaron su tórax, abdomen y el muslo izquierdo.

El hecho ocurrió en la celda 5 de la Fortaleza Duarte, de San Francisco de Macorís, donde se produjo un enfrentamiento entre ambos hombres.

Tras el hecho de muerte, el imputado se atrincheró en la celda y tomó como rehenes a 40 privados de libertad, con amenaza de matarnos si no era complacido en varias exigencias.

Entérate más:  El 85% de los hospitalizados por covid-19 en Francia no están vacunados

La situación obligó a que los organismos de seguridad intervinieran el penal y que se iniciara un proceso de negociación que concluyó en horas de la madrugada, con la entrega del imputado, quien además entregó dos armas de fuego a las autoridades.

Con esta medida de coerción, Jesús María Dolis de la Cruz se enfrenta a un nuevo proceso judicial, con la posibilidad de una condena superior al tiempo que le resta de su actual pena a 20 años, por homicidio. Además, pierde la posibilidad de solicitar cualquier variación de modalidad que acorte su tiempo en prisión para el primer caso.

El imputado será enviado a un centro penitenciario distinto bajo criterios de máxima seguridad.