Tras golpear varias islas del Caribe y dejar al menos tres muertos, la tormenta Elsa se abate este domingo sobre Cuba, un castigo que durará casi dos días antes de seguir su curso hacia Florida, en el sureste de Estados Unidos.

El Centro Nacional de Huracanes (NHC), con sede en Miami, indicó en su boletín de las 18H00 GMT que Elsa se ubicaba 65 km al sur-sureste de Cabo Cruz, Cuba, con vientos máximos sostenidos de 95 km/h.



A su paso por La Española, Elsa dejó dos muertos en República Dominicana. Un joven de 15 años murió en la región de Bahoruco por la caída de un muro; y una mujer de 75 años falleció también al colapsar su vivienda en Baní, según el local periódico Listín Diario, citando al Instituto Nacional de Medicina Legal (Inacif).





Una tercera persona murió en Soufriere, en la isla de Santa Lucía -al sur de Martinica-, informó la noche del sábado la Agencia Caribeña de Manejo de Emergencias por Desastres (CDEMA).

Entérate más:  Familia Corripio dona un millón de pesos para hogares de paso del Conani

Haití, en tanto, muy vulnerable a las inclemencias de la naturaleza, no reportó muertes ni «daños graves», aunque hubo daños en algunos cultivos, dijo Jerry Chandler, director de Protección Civil de ese país.

El NHC indicó que persistían las condiciones tormentosas en partes del sur de Haití y Jamaica, donde se esperan hasta este domingo precipitaciones de entre 100 y 200 milímetros, con picos de hasta 380 mm.

– «Alarma ciclónica» –

Por su parte, en Cuba, «las precipitaciones serán fuertes e intensas en algunas localidades, principalmente en zonas montañosas y de la costa sur», indicó el Instituto de Meteorología (Insmet) de la isla.

La Defensa Civil decretó «alarma ciclónica» para 11 de las 15 provincias cubanas, donde hace varios días se trabaja en previsión de los daños que pueda ocasionar el meteoro.

Elsa llega en el momento más complicado de la pandemia de covid-19, cuando la isla caribeña de 11,2 millones de habitantes acumula 204.247 casos y 1.351 fallecidos desde marzo de 2020.

Entérate más:  Chavismo arrasa con 20 de 23 gobernaciones y alcaldía de Caracas en elecciones de Venezuela

El viernes, Elsa se convirtió en el primer huracán de la temporada del Atlántico con vientos de más de 120 km/h, aunque el sábado se degradó a tormenta tropical.

Se trata del tercer ciclón que enfrenta Cuba durante la pandemia. En noviembre pasado fue azotada por la tormenta Eta y en agosto de 2020 por el huracán Laura, sin mayores daños en ambos casos.

No fue así en septiembre de 2017, cuando el huracán Irma afectó a 13 provincias cubanas durante 72 horas y dejó 10 muertos además de 158.000 viviendas afectadas y 14.000 derrumbes de edificaciones.

Según pronósticos coincidentes, Elsa bordeará este domingo la costa sur de la isla para «acercarse al centro de Cuba esta noche. Para el lunes, «se espera que Elsa se mueva a través del centro y el oeste de Cuba y se dirija hacia el Estrecho de Florida», señaló NHC.

«Se pronostica que ocurra un debilitamiento gradual esta noche y el lunes cuando Elsa se mueva a través de Cuba. Después de que Elsa emerja sobre el Estrecho de Florida y el sureste del Golfo de México, es posible algún leve fortalecimiento», agregó.

Entérate más:  Cómo las madres murciélago ayudan a sus crías a desenvolverse en el mundo

En el sur de Florida, la tormenta podría traer precipitaciones, inundaciones y fuertes ráfagas de viento.

El clima relacionado con el huracán es una mala noticia para la ciudad de Surfside, cerca de Miami, donde siguen las tareas de búsqueda de víctimas tras el derrumbe de un edificio la semana pasada que hasta el momento deja 24 muertos y 121 desaparecidos.