La cadena rusa de supermercados VkusVill retiró una publicidad en la que aparecía una pareja del mismo sexo, tras las quejas expresadas en redes sociales por grupos conservadores, en un país en el que la homofobia está muy arraigada.

El miércoles -último día del mes del Orgullo- VkusVill presentó una nueva campaña publicitaria centrada en familias concienciadas con la salud. En uno de los anuncios aparecía una mujer con sus dos hijas y la novia de una de ellas.

El sábado, la compañía lo eliminó y lo reemplazó con un comunicado, en el que explicaba que había “herido la sensibilidad de gran parte de [sus] clientes, empleados, socios y proveedores”.

Además, el grupo afirmó que su objetivo no es “publicar artículos que reflejen ninguna opinión política o social” y que el anuncio fue un “error”, fruto de “la falta de profesionalidad de determinados empleados”.

No obstante,el viernes, el gestor de contenidos de VkusVill, Roman Polyakov, declaró al portal de información MBKh Media -afín a la oposición- que la empresa había decidido poner el foco en la familia porque eso estaba “en línea con nuestros valores de diversidad”.

Entérate más:  Abinader destaca confianza "sin precedentes" en el desarrollo del país

“También existe ese tipo de familia, ellos también van a nuestra tienda”, afirmó.

Según él, la dirección del supermercado había reaccionado “positivamente” al anuncio.

Pero la campaña dio lugar a numerosas críticas en internet por parte de sectores tradicionalistas, incluyendo al diputado Vitaly Milonov, del partido gobernante, que fue uno de los defensores de una controvertida ley aprobada en 2013 que prohíbe la “propaganda gay” para menores.