El exdirector del Departamento Nacional de Inteligencia, Sigfrido Pared Pérez, dijo que Alejandro Castillo Paniagua (Quirinito), fue ubicado durante su gestión en Europa, específicamente en Holanda.

Pared Pérez manifestó que las veces que él dijo que estaban a punto de apresarlo, era que lo tenían ubicado en coordinación con oficiales de inteligencia de Europa, y que al final no pudieron ayudar.

“Recordemos que el caso de Quirinito no era del DNI, era un caso estrictamente judicial y recordemos que él estaba condenado, recordemos que él violentó todo el proceso del sistema judicial y logró bajo esquema de cobertura evadir lo que era el cumplimiento de su prisión”, sostuvo Pérez.

Agregó que cuando se vino a dar la alerta había pasado ya un tiempo porque supuestamente Quirinito había muerto.

“Y entendemos que o seguirá por allá o no se donde estará, pero recordemos también que Quirinito no era una responsabilidad del DNI, si nos involucramos porque realmente uno tiene que asumir responsabilidades cuando uno pertenece a un estado y como departamento de inteligencia tiene que colaborar en todos los aspectos que tienen que ver para que se cumpla la ley”.

Entra y sale del país, fingió su muerte: 

Señala NOTICIAS SIN que a casi cuatro años de la “fuga” del capo dominicano, las autoridades de inteligencia y seguridad del Estado, ni mucho menos el Ministerio Público han logrado capturarlo, a pesar de que en varias oportunidades han informado que lo tienen ubicado.

Quirinito, quien cumplía una pena de 20 años por homicidio, fue declarado muerto el 5 de julio de 2017, por la oficial del Estado Civil de la Primera Circunscripción de San Francisco de Macorís, Miriam Teresa Suárez, supuestamente a causa de un infarto al miocardio, producto de un cáncer carcinoma epidermoide de base en la lengua, pero resulta que éste no había muerto, sino que había emprendido la fuga.

Entérate más:  Estadounidenses vacunados contra covid-19 culpan a los no inmunizados de prolongar pandemia

En agosto del pasado año, el director del Departamento Nacional de Investigación (DNI), Sigfrido Pared Pérez, reveló que tenían ubicado a Castillo Paniagua, y que el mismo ha entrado y salido del país en varias oportunidades, desde que se fugó en julio del 2017.

En esa oportunidad el almirante Sigfrido Pared Pérez dijo que completan los trámites con las autoridades del país donde se encuentra para traerlo de regreso a República Dominicana, pero hasta el día de hoy eso no se ha producido.

“Ya lo tenemos ubicado, lo que pasa es que algunos países ponen sus reglas. La República Dominicana desde que agarra a alguien que está siendo reclamado por su país, se lo entrega sin demora”, se quejó el director del DNI.

Explicó que, en una oportunidad ese organismo estuvo a punto de capturarlo, pero que el interés de un canal de televisión por llegar hasta él, hizo que fracasara la operación.

“Él ha estado en el país y ha estado fuera. Pero no entra y sale por los aeropuertos, ya teníamos hasta dos helicópteros preparados para atraparlo”, señaló el funcionario, durante una entrevista en el programa Telematutino 11, que se transmite por Telesistema, canal 11 y que publicó El Nacional.

Entérate más:  Ante Fiebre Porcina Africana, el gobierno dominicano pide que se siga consumiendo la carne de cerdo

Exjefe de Policía

El exdirector general de la Policía, mayor general Ney Aldrin Bautista Almonte, aseguró que se hacían todos los esfuerzos para reapresar al prófugo Pedro Alejandro Castillo Paniagua (Quirinito), quien cumplía una condena por homicidio.

“Nosotros estamos haciendo todo el esfuerzo y todo lo que hay que hacer para tener a Quirinito preso, para que venga a responder cómo salió de la cárcel, cómo fue que se murió y está vivo”, dijo. El mayor general Bautista Almonte, golpeando sobre su escritorio, dijo: “vamos a agarrar a Quirinito. Mire, toco madera que lo vamos a agarrar”.

Castillo Paniagua, sobrino del convicto narcotraficante Quirino Ernesto Paulino Castillo, burló o le permitieron burlarse de la justicia dominicana, fingiendo su muerte para evadir su condena que en principio era de 30 años, pero en apelación se la redujeron a 20 años.

Aparentemente “se ha convertido en la persona más buscada por las autoridades”, sin embargo, a casi dos años de su “fuga” no ha sido capturado.

En 2009 “Quirinito” fue investigado por dos casos: el asesinato del español Gustavo Adolfo Cervantes (Waikikí) y por el secuestro del empleado privado Víctor Manuel Mella, por el que la Primera Sala Penal de la Corte de Apelación del Distrito Nacional dictó tres meses de prisión preventiva en la cárcel de Najayo.

Quirinito desapareció el 12 de junio de 2007 cuando supuestamente llegaba a su residencia en el sector Jardines del Norte.

Entérate más:  Biden vuelve a sancionar a Cuba

Según el expediente, “Quirinito” interceptó a la víctima con un arma de fuego que portaba y lo obligó a abordar la yipeta que conducía y lo trasladó a un lugar desconocido.

Con relación al caso de “Waikikí”, fue condenado en abril de 2010 a 30 años de prisión por asesinato, que luego fueron reducidos a 20, y en mayo de ese año fue trasladado desde un centro correccional a un apartamento, bajo custodia, en San Francisco de Macorís. En julio el médico legista Orlando Herrera Robles certificó la muerte de “Quirinito” estableciendo que habría muerto por un fallo cardíaco, debido a un infarto agudo al miocardio.

Desde entonces, se cuestionaba la veracidad del hecho y las autoridades anunciaron en septiembre que investigaban si había muerto o si se trataba de un plan. El Consejo del Poder Judicial suspendió a la jueza de ejecución de la pena de San Francisco, Aleyda Jiménez Acosta, quien concedió prisión domiciliaria a “Quirinito”.

Fue el mismo Herrera Robles quien recomendó que “Quirinito” cumpliera la condena en su residencia para atender el cáncer que supuestamente padecía el recluso.

Había fingido su muerte

Actores del sistema aparentemente se habrían confabulado para fingir su muerte. En el 2013, cuando cumplía su condena en la cárcel de Najayo-Hombres, en San Cristóbal se le redujo la pena a 20 años. En los últimos meses las autoridades parecen estar como un “merengue sin letras”: No dicen nada relacionado a la captura de Quirinito, mientras sigue en fuga.