El restaurant Ocio Gastropub de Santiago, anunció ayer que a partir del 30 de julio no respetará el toque de queda impuesto por las autoridades.

A través de una publicación en redes sociales, el establecimiento comercial realizó un llamado a los demás restaurantes del país a que abran sus negocios y definieron como absurdas las medidas del gobierno.

Sostuvieron que hasta la fecha han cumplido con las medidas sanitarias para prevenir los contagios del covid-19 de empleados y cliente.

Señalaron que el toque de queda afecta el funcionamiento de su negocio donde dependen decenas de personas.

Con información de EL NUEVO DIARIO.

Entérate más:  ¿Lo han notado? Carne de pollo y res continúan en alza