Un pasajero de un vuelo entre Moscú (Rusia) y Antalya (Turquía) abrió la salida de emergencia del avión mientras esperaba el despegue en el aeropuerto Sheremétievo.

Se informa que el vuelo sufría un retraso y en la cabina no funcionaba el aire acondicionado, por lo que los viajeros se quejaban del calor.



La apertura de la salida provocó el despliegue del tobogán de emergencia y el posterior desalojo del aparato. Los pasajeros tuvieron que volar en otro avión y con un retraso de cuatro horas.



Fuente: RT