Con jonrones del dominicano Vladimir Guerrero Jr. y Mike Zunino, la Liga Americana venció 5×2 este martes a la Nacional en el Juego de Estrellas de las Grandes Ligas de béisbol, efectuado en el Coors Field de Denver (Colorado).

El dominicano Guerrero fue elegido el JVP (Jugador Más Valioso) del partido.



Este fue el octavo triunfo al hilo del Joven Circuito, ya que la Nacional no gana desde el 2012, cuando blanqueó 8×0.



El triunfo fue para el japonés Shohei Ohtani (1-0) y el revés para Corbin Burnes (0-1), quien soportó el bambinazo de Guerrero. El salvamento fue para Liam Hendriks (1).



Por el Viejo Circuito el estelar receptor J.T. Realmuto despachó cuadrangular en el quinto contra el dominicano Gregory Soto.

 

– Dominio total –

Un Ohtani con lanzamientos de 100 millas por hora y un Guerrero decisivo le daba la victoria al japonés que se convirtió en el primer All-Star de dos vías de las Mayores (pitcher y bateador).

Entérate más:  “Al PRM le quedan dos navidades en Palacio Nacional”

Cerca y lejos, todo el enfoque del deporte estuvo en Ohtani desde el principio. Los jugadores de ambos lados se subieron a los rieles del dugout para observarlo, y la sensación japonesa se fue de 2-0 a la ofensiva como bateador designado, pero se llevó el triunfo como lanzador.

Ohtani está bateando .279 con 33 jonrones, líder en las Grandes Ligas en lo que va de temporada. Los jonrones son un récord de una campaña para un jugador nacido en Japón y un récord de los Angelinos antes del receso del Juego de Estrellas. Tiene marca de 4-1 con efectividad de 3.49 en 13 aperturas en el montículo esta temporada.

El jardinero Jared Walsh, compañero de equipo de Ohtani en los Angelinos, salvó en el octavo con su guante en una atrapada deslizante una posible remontada de la Liga Nacional ya que tenían las bases llenas.

El toletero Zunino también se conectó para la Liga Americana, que mejoró a 46-43-2 en general en la serie.

Entérate más:  Apresan cinco personas por el robo de 40 tabletas y dos banderas de una escuela

Ohtani es un jugador de dos vías que no se había visto desde Babe Ruth en 1919 y 1920, antes de que el Bambino abandonara en gran medida el montículo por ser slugging.

«Esta ha sido la mejor experiencia, la más memorable», dijo a través del traductor el japonés. «Obviamente, nunca he jugado en los playoffs o la Serie Mundial, pero este ha sido el más memorable (Juego de Estrellas».

Ohtani se combinó con Lance Lynn, Kyle Gibson, Nathan Eovaldi, Gregory Soto, Chris Bassitt, Andrew Kittredge, Matt Barnes y Liam Hendriks para ocho hits.

Ohtani se convirtió también en el segundo lanzador japonés consecutivo en ganar el Juego de Estrellas después de Masahiro Tanaka de los Yankees hace dos años.

El juego del año pasado se canceló cuando la pandemia retrasó el inicio de la temporada hasta finales de julio.