La Romana.- Las autoridades policiales y la Defensa Civil rastrean un cañaveral en busca de un niño donde supuestamente su padre dice haber lanzado el cadáver, tras su rapto y asesinato, según confesó, en el municipio de Guaymate, provincia La Romana.

Jonathan Tibó Teodoro, quien fue apresado por la Policía Nacional, se habría llevado el pequeño de nueve meses, supuestamente aprovechando un descuido de la madre, con quien tuvo la criatura y de quien está separado.

Fue capturado por ser el principal sospechoso de la desaparición. Posteriormente confesó que había cometido el hecho y que además, habría lanzado el cuerpo del niño a los cañaverales que hasta el momento están siendo rastreados por la Policía Nacional, acompañada de Tibó para dar con el paradero del infante.

Indica elCaribe que, según versiones, Jonathan llevaba un mes separado de su pareja y que hasta el momento se estaban disputando la custodia del menor.

El niño fue raptado el pasado miércoles 8 de julio en el Batey Campiña de Higüera y hasta el momento se desconoce su paradero.

Entérate más:  PLD considera alcalde Manuel Jiménez debería dejarse ayudar ante cúmulo de basura