EFE- La falta de vacunación y un mal tratamiento de la hepatitis B pueden derivar en enfermedades crónicas como cirrosis o cáncer de hígado, por lo que es fundamental inocular a madres y recién nacidos, recomendaron este martes expertos mexicanos.

En conferencia de prensa, Carmen Espinosa Sotero, infectóloga, pediatra y coordinadora de internado médico de pregrado del Hospital General de México, refirió que la hepatitis B puede ser transmitida de madre a hijo en el parto.

«Las vacunas son una herramienta para evitar que el virus se propague de esta manera», dijo la experta en la víspera del Día Mundial contra la Hepatitis, que se conmemora el 28 de julio.

Explicó que la hepatitis B es producida por un virus que provoca inflamación en el hígado, y constituye un problema de salud pública a nivel mundial que afecta a millones de personas cada año causando discapacidad y muerte.

En México, en la última década, se han reportado casi 8.000 casos de hepatitis B principalmente en los estados de Quintana Roo, Chihuahua y Tamaulipas, según datos de la Secretaría de Salud.

Entérate más:  Gobierno entrega medicamentos en hospitales y centros de atención primaria de todo el país

La experta detalló que esta enfermedad puede prevenirse en la etapa neonatal con la vacuna contra hepatitis B y el esquema se completa con la vacuna hexavalente en cuatro dosis a los 2, 4, 6 y 18 meses

Dicho biológico protege de hepatitis B, así como de tos ferina, tétanos, difteria, poliomielitis y haemophilus influenzae tipo B.

«Esta vacuna es segura y eficaz y protege entre 98 y 100 % contra la enfermedad», precisó.