Santo Domingo. La leyenda del merengue, don Johnny Ventura, tuvo un homenaje póstumo a la altura de lo que hizo dentro y fuera de los escenarios, en los que se reunieron todos los elementos para hacer de esta despedida inolvidable.

Dados los acontecimientos en los que Juan de Dios Ventura Soriano perdió la vida producto de un infarto, hubo poco tiempo para la planificación de un evento de esta naturaleza, pero Edilenia TacTuk movió todas sus fichas para que todo estuviera encajado casi de manera perfecta.

Al tratarse de un velatorio público en el Palacio de los Deportes y una transmisión en vivo para el mundo vía las plataformas digitales, Edilenia se aseguró de que el pueblo se despidiera en orden del artista querido y admirado en todos los estratos sociales, no faltaron las expresiones genuinas de afecto de aquellos que siguieron su carrera durante 65 años.

El escenario elaborado por Omar Martí se destacó exhibiendo un ambiente sobrio, limpio, digno, en el que los tiros de cámara, acompañados de una enorme pantalla en la que se presentaba el contenido biográfico del artista, así como sus momentos memorables, sirvió de plataforma para que a vez estuviera presente la participación artística de Michel el Buenón, Jandy Ventura, Peña Suazo y Roberto del Castillo.

Entérate más:  Luisito Comunica compra una casa en Venezuela en 20.000 dólares

La manera en que estaba posicionado el féretro, así como las tomas, se cuidaron bastante para no dar cabida a las mentes morbosas, incluso frenando a quienes querían detenerse a realizar fotografías de su ídolo sin vida.

Los testimonios de Nuria Piera, Rafa Rosario, Gilberto Santa Rosa, Mariasela Álvarez, así como la intervención de Huchi Lora fueron puntuales, genuinas y certeras, allí no llevaron un guión, sino que todo lo que se escuchó fue el reflejo de lo que Johnny Ventura proyectó en sus vidas.

Edilenia quien ha dicho presente en otros acontecimientos importantes como lo fue también la despedida de Corporán de los Santos en Color Visión, además de su experiencia en la producción de Premios Casandra, luego Soberano, hizo gala del basto conocimiento que tiene en una amplia trayectoria presentando grandes espectáculos, ganándose el respeto de quienes le han visto crecer de forma íntegra.