Se trata de Carolina Ureña Polanco, quien fue encontrada a eso de las 11:30 de la mañana por su esposo, que no ha sido identificado.

De acuerdo a la Policía, la hoy occisa estaba en ropa interior y tendida boca abajo en el suelo al lado de una cama, en el residencial Laguna Golf de la referida localidad.

Asimismo, en el lugar del crimen fueron encontrados dos cuchillos, la cédula de la occisa con manchas de sangre, y otros objetos. La joven fue masacrada a cuchilladas.

El principal sospechoso es el nombrado Yelfri Manuel de Jesús López Domínguez, quien es un seguridad del residencial y está prófugo.

El cónyuge de Ureña Polanco se encuentra detenido para determinar si está involucrado en el caso.

En tanto, las autoridades ahondan las investigaciones para tratar de determinar las circunstancias del caso y descubrir a los responsables.

Ureña Polanco deja una hija en la orfandad, a la que quería ayudar con su trabajo. Recibió heridas en brazos, piernas, pechos, abdomen, cara y cabeza.

Entérate más:  En Valverde, hombre mata a expareja y se suicida

Se encontraron pisadas marcadas en el piso de la vivienda, quedando así hasta la entrada de la habitación donde se produjo el crimen.

El Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif), con sede en San Pedro de Macorís, analiza las evidencias recogidas en la escena del crimen. Preliminarmente, se ha informado que la joven recibió 31 cuchilladas.

Los restos serán enterrados a las 5 de la tarde en el Cementerio Municipal de Nisibón, mientras el hecho ha consternado a sus amigos y parientes