La reina Isabel II habría dado orden a sus asistentes en Palacio para que planifiquen una lucha legal contra los ataques de Harry y Meghan contra ella y lo suyos. El equipo legal de la reina estaría consultando con expertos en difamación, después del aluvión de críticas que los duques de Sussex lanzaron desde la entrevista de Oprah Winfrey, que marcó un antes y un después en la vida monárquica británica.

Fuentes cercanas al trono deslizaron a ‘The Sun’ que la reina se ha “exasperado con los continuos ataques” de la pareja y que “la sensación arriba es que ya es suficiente”. Y aseguraba que para todo hay un límite y que incluso la reina y su familia pueden soportar las críticas hasta un cierto punto. “Están consiguiendo abogados. Harry y Meghan serán conscientes y sabrán que no se tolerarán los ataques repetidos”, explicó la fuete este domingo.

La tensión entre los duques de Sussex y la casa real inglesa se agravó aún más cuando se conoció la noticia de que el príncipe Harry estaba escribiendo unas memorias que se publicarían el año que viene, coincidiendo además con el Jubileo de Platino de la reina. La noticia tomó de sorpresa a los royals británicos, y especialmente el príncipe Carlos, que no sabían absolutamente nada de la publicación del libro.

Entérate más:  Netflix arrasa en los Emmys con "The Crown" y "The Queen's Gambit"

Los medios informaban entonces de que el duque de Sussex había estado un año trabajando en el manuscrito, manteniéndolo en secreto y tratándolo con Penguin Random House. También se hacía eco de algunas reacciones de los ingleses que veían la obra como «un libro de Harry escrito por Meghan».

 

La editorial señalaba que el dinero del libro sería donado a la beneficiencia y que ya habrían recibido un anticipo de unos 20 millones de libras que se traducirán en unas ventas millonarias. Ahora la reina Isabel II podría contra atacar. “El equipo legal de la monarca está hablando con firmas con experiencia en difamación y privacidad.

Si alguien fuera nombrado en el libro y acusado directamente de algo, podría ser una difamación y además infringir sus derechos a una vida familiar privada”, explica la fuente que ha hablado con The Sun.

Hace algunos días, el rotativo inglés ‘Daily Mail’ aseguraba que Isabel II podría haber tomado otra drástica decisión que supondría un punto de no retorno en la relación de Harry con su familia, al considerar profundamente irrespetuoso el hecho de que se publiquen las memorias del príncipe en el mismo año en el que la reina celebrará sus 70 años en el trono y, por esta razón, habría retirado su invitación a Harry y Meghan de los actos festivos del mismo.

Entérate más:  La fortuna de Kate del Castillo y su lujosa mansión en México

«Su Majestad se ha esforzado mucho para tratar de mantener la relación con su nieto y su familia separada de las decisiones que debe tomar profesionalmente, por así decirlo. Y la invitación para que se unieran a ella el próximo año fue genuina. […] La sugerencia de que incluso se le podría volver a ver con su familia en el futuro parece cada vez más inverosímil. Mucha gente sospecha que este es el final del camino», explicaban las fuentes al ‘Daily Mail’.