Un ordenador portátil es un autentico nido de polvo y suciedad. El uso intensivo de estos dispositivos hace que limpieza no deba postergarse más de la cuenta. Conviene tener presente que que no siempre lo manipulamos con las manos limpias. Pero mantener tu ordenador portátil en buenas condiciones fue limpieza es tan sencillo como seguir estos pasos. Antes de comenzar piensa que lo correcto no es utilizar los mismos productos que tienes en casa para la limpieza doméstica. Existen productos específicos para poder realizar las tareas de limpieza y que son bastante económicos. Toma nota de lo que necesitas tener a mano para dejar tu equipo reluciente.

El arsenal de limpieza para tu ordenador portátil

Los productos y útiles los puedes conseguir en tiendas online, aunque  también en una droguería o supermercado los encuentras. Aquí una lista que hicieron en Muy Interesante:

  • Bayetas de microfibra.
  • Alcohol de limpieza.
  • Líquido limpiador de pantallas.
  • Brocha suave, puede ser de maquillaje.
  • Spray de aire comprimido (opcional).

También es recomendable utilizar guantes de látex o de nitrilo, por si eres alérgico a ese material.

Entérate más:  Sonic Colors: Ultimate, el regreso de un clásico

Cómo limpiar correctamente tu ordenador portátil

Como premisa, el equipo debe estar desenchufado y con la batería quitada. Este punto es muy importante, ya que de lo contrario podemos sufrir un accidente o dañar el equipo.

El primer paso es limpiar las partes que suelen estar más descuidadas. Hablamos de las rejillas de ventilación, lugar en donde se queda atrapado el polvo. Que las rejillas estén llenas de polvo influye notablemente en el rendimiento, ya que se alcanzarán temperaturas mayores dentro del equipo, pudiendo hacer que éste deba hacer una parada repentina por sobrecalentamiento. La rejillas de ventilación se limpian muy fácilmente con la brocha de maquillaje, no utilices en ningún caso el spray de aire comprimido ya que puedes meter el polvo hacia el interior.

Una vez que las rejillas están debidamente libres de polvo, procederemos a limpiar el teclado. Si eres de los que comes con el ordenador sobre la rodillas, es muy probable que restos de alimento queden entre las teclas. Además de interferir notablemente en el funcionamiento del teclado, lo más probable es que lleguen a producirse mohos. Por tanto, puedes utilizar el spray de aire comprimido, que lleva una cánula muy fina, para ir retirando todos los restos de los espacios existentes entre las teclas.

Entérate más:  Ajustes para proteger su privacidad en el navegador Safari

Una de las mejores maneras de proteger tu teclado es la de instalar alguna funda fina de silicona adaptada a tu modelo. En gran medida, evita que se introduzca el polvo, además de proteger la impresión que hay en las teclas, evitando que estas se borren. Si no la tienes instalada, tocará limpiar los restos de suciedad que haya adherida a las teclas. Impregna una de las bayetas de microfibra con el alcohol de limpieza, Y pásala suavemente por encima de las teclas, no es necesario que aprietes. Si hay mucha suciedad, repite la operación las veces que sea necesaria, o insiste en zonas muy concretas con un hisopo de algodón que esté impregnado en alcohol.

Llega el momento de limpiar la pantalla. Puedes ver a contraluz si hay mucho polvo acumulado, si es el caso, pasa suavemente la brocha de maquillaje. Ten en cuenta que puede haber caído polvo en la zona de la bisagra, retíralo con esa misma brocha o con el spray de aire comprimido. Limpiar la pantalla es bien sencillo, aplicarás el líquido de pantallas o para gafas en una bayeta de microfibra nueva, limpiando bien toda la superficie y dejando secar al aire. El producto jamás debe aplicarse directamente sobre la pantalla. Insistimos mucho en utilizar bayetas de microfibra, ya que no dejan ningún tipo de pelusa. Además, quedan como nuevas muy fácilmente en la lavadora, ya que tienen una larga vida útil.

Entérate más:  Por qué los billones en inglés no son como los billones en español

En cuanto al exterior del equipo, es decir, la carcasa, puedes utilizar una de las bayetas que has empleado anteriormente con un poco de alcohol. Si hay alguna mancha un poco rebelde, insiste sobre ella y saldrá rápidamente. Como puedes ver, mantener limpio tu ordenador portátil no es una tarea complicada ni lleva demasiado tiempo, pero nunca conviene dejarla pasar. Si guardas tu ordenador en una bolsa o funda cada vez que no lo utilices, estarás contribuyendo a que se mantenga limpio durante más tiempo.